Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Telefónica repartirá este jueves un dividendo de 0,40 euros

Los accionistas de Telefónica recibirán este jueves un dividendo de 0,40 euros por cada título de la compañía que posean, lo que supone el segundo tramo del dividendo de 0,75 euros correspondiente al ejercicio 2015.
La junta de accionistas celebrada el pasado jueves aprobó el reparto de un dividendo de 0,40 euros brutos por acción con cargo a reservas de libre disposición, que tras la retención fiscal del 19% arroja un importe de 0,324 euros por título.
El pago de dicho dividendo se efectuará a partir de este 19 de mayo por BBVA a través de las entidades depositarias participantes en la Sociedad de Gestión de los sistemas de registro, compensación y liquidación de valores (Iberclear).
Mantener la retribución al accionista es una de las prioridades del nuevo presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, quien ante la junta mantuvo la promesa de su predecesor César Alierta de abonar un dividendo de 0,75 euros por el ejercicio 2016 pese al fracaso de la venta de O2 a Hutchison.
"Telefónica tiene una clara orientación al accionista y un firme compromiso para ofrecerles a todos ustedes una atractiva remuneración", afirmó Álvarez-Pallete en su primera junta como presidente de Telefónica.
Los accionistas aprobaron el pasado jueves el pago del dividendo de 2016, que se compondrá de un primer tramo de 0,35 euros por acción a pagar a partir del próximo mes de noviembre, que podría tener la fórmula de 'scrip dividend', y de un segundo tramo de 0,40 euros por acción a distribuir en el primer semestre de 2017.
De hecho, Álvarez-Pallete destacó que la retribución de 2016 supone una rentabilidad del 7,9% a precios actuales de la acción, lo que implica la mayor rentabilidad por dividendo entre las empresas del EuroStoxx 50 y muy por encima de las de sus competidores. "Esta rentabilidad hace de la acción de Telefónica una inversión muy atractiva", remarcó.