Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Terminales Marítimas del Sureste (OHL) recibe el primer barco autodescarga en su terminal de Alicante

La filial de OHL Concesiones Terminales Marítimas del Sureste (TMS), recibió por primera vez en su dársena del puerto de Alicante, el pasado 15 de marzo, el barco de autodescarga neumática Cement Courier, un buque limpio diseñado específicamente para manejar cargas de polvo que descargó en la terminal de gráneles 3.800 toneladas de cemento gris para la empresa concesionaria Colacem.
La nave que arribó a la dársena de TMS tiene un arqueo bruto de 3.344 toneladas brutas (Gt), un peso muerto de 7.166 toneladas, una bandera antigua y una eslora por manga de 96,63 metros por 16,01 metros.
El buque opera de modo completamente automatizado, sin requerir ningún tipo de maquinaria o personal, y puede trabajar de forma continua en condiciones climáticas adversas, como la lluvia. Los sistemas de transporte neumático en fase densa operan utilizando aire comprimido para mover la carga a traves de la tubería de carga y descarga, ha informado la compañía en un comunicado.
Los buques de autodescarga garantizan que los procesos de carga y descarga se ejecuten en un entorno completamente hermético, libre de emisiones de polvo, por lo que ofrece uno de los métodos mas eficaces de transporte de cemento por mar, según la empresa.