Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca 5.000 millones en la emisión del nuevo bono sindicado a 30 años

El Tesoro Público ha colocado 5.000 millones de euros en la emisión del nuevo bono sindicado a 30 años, con vencimiento el 31 de octubre de 2046 y un cupón del 2,90%, tras alcanzar una demanda de 13.939 millones de euros, ha informado el Ministerio de Economía.
La rentabilidad de la emisión se ha situado en el 2,954%, equivalente a 185 puntos básicos por encima del 'tipo mid-swap', que es el tipo de referencia del mercado interbancario de permutas de tipos de interés.
Los inversores han demandado estos casi 14.000 millones de euros a la espera de las nuevas medidas que está previsto anuncie el jueves el Banco Central Europeo (BCE) y que irían orientadas a elevar la inflación y estimular la economía de la zona euro.
El departamento que dirige Luis de Guindos ha explicado que esta emisión es la referencia a 30 años con el menor cupón de la historia del Tesoro Público.
La peculiaridad de las emisiones sindicadas es que el Tesoro encarga a un grupo de entidades la colocación de la emisión, sin pasar por el trámite de la subasta habitual. Así, la deuda se adjudica en una suerte de puja que se lleva el inversor que menor interés está dispuesto a cobrar. De esta forma, se persigue, entre otras cosas, diversificar la base inversora.
Economía señala que la elevada demanda ha permitido al Tesoro asignar la emisión entre inversores de una tipología muy diversificada, tanto por tipo de inversor como por zonas geográficas.
La participación de inversores no residentes ha alcanzado el 85,15% de la emisión. De este porcentaje, los inversores residentes en Alemania, Austria y Suiza han participado con el 32,42% de la emisión, seguidos de los del Reino Unido e Irlanda, con el 18,87%.
Completan la lista, EE.UU. y Canadá, con el 14,33%; Francia e Italia, con el 11,29%; los países escandinavos, con el 2,59%; y el resto de los países europeos, con el 2,10%. Otros países han participado con un 2,54% de la emisión.
Por tipo de inversor, la mayor participación ha correspondido a las gestoras de fondos, con un 53,29%, seguido de las entidades bancarias, con un 21,69%; compañías aseguradoras y fondos de pensiones, con un 14,22%; y fondos apalancados, con un 6,32%. Finalmente, los bancos centrales e instituciones oficiales han tenido una participación del 1,78% y otros tipos de inversores, del 2,70%.
Con esta sindicación de 5.000 millones de euros, el Tesoro lleva cumplido un 29,7% de la previsión de emisión de valores a medio y largo plazo para todo el año anunciada por el Tesoro Público el pasado 23 de diciembre de 2015 (125.301 millones de euros). Tras esta emisión, la vida media de la deuda del Estado en circulación se sitúa en 6,61 años.
Por otro lado, Economía ha informado de que los directores de la emisión han sido Banco Santander, Barclays Bank, Goldman Sachs, HSBC, J.P.Morgan y Société Générale. El resto del grupo de creadores de mercado de bonos y obligaciones del Estado han actuado como colíderes.