Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca casi 4.000 euros en bonos y obligaciones y cobra por la deuda a corto plazo

Rebaja los tipos marginales en el caso de las emisiones a más largo plazo
El Tesoro Público ha logrado colocar 3.959 millones de euros en la emisión de cuatro referencias de bonos y obligaciones, dentro de los objetivos previstos, que oscilaban entre los 3.000 y los 4.500 millones de euros, según datos del Banco de España.
Destaca en la emisión de este jueves que el Tesoro ha logrado colocar bonos a cinco años con tipos negativos y reducirlos en el caso de las emisiones a más largo plazo. Además, ha incrementado significativamente la demanda de obligaciones a 10 años.
Se trata de la primera vez que el Tesoro salía a los mercados desde el pasado 21 de abril. La emisión se ha llevado a cabo, por tanto, después de que se hayan disuelto las Cortes y se hayan convocado nuevas elecciones generales para el próximo 26 de junio, y una vez que la Comisión Europea ha publicado sus previsiones macroeconómicas de primavera, que auguran mayor déficit público y menos crecimiento económico en España durante 2016 respecto a las previsiones del Gobierno en funciones.
Concretamente, el Tesoro ha logrado colocar 1.935 millones de euros en la subasta de bonos a cinco años ligados a la inflación, que se emitían por primera vez. El objetivo máximo de esta emisión se había fijado en 2.000 millones de euros.
En este caso, la demanda ha duplicado el importe adjudicado y los tipos de interés marginales se han situado en el -0,087%, con lo que el organismo adscrito al Ministerio de Economía vuelve a cobrar por emitir deuda.
Por otro lado, el Tesoro ha adjudicado obligaciones a 10 años por importe de 489 millones de euros. La demanda ha sido 4,3 veces el valor adjudicado, frente a las 1,5 veces de la última subasta, el pasado 7 de abril. En este caso, el tipo de interés marginal se ha situado en el 1,603%, frente al 1,507% anterior.
Sin embargo, la emisión de obligaciones a 15 años se ha saldado con una colocación de 851 millones de euros y una demanda de 1,6 veces este importe. El tipo marginal ofrecido ha sido del 2,038% inferior al 2,107% de la última subasta, el pasado 3 de marzo.
Finalmente, las emisiones se han completado con una colocación de 683 millones de euros en obligaciones con vencimiento en julio de 2040. La demanda en este tipo de papel ha sido de 1,6 veces el importe adjudicado, mientras que el tipo marginal se ha situado en el 2,650%, inferior al 2,739% de la última subasta comparable, del 17 de diciembre de 2015.