Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro intentará captar el jueves hasta 5.500 millones en bonos y obligaciones

El Tesoro Público volverá a los mercados el jueves con una subasta de bonos y obligaciones en la que espera captar entre 4.500 y 5.500 millones, tras el éxito cosechado en la primera emisión del año, en la que vendió mucho más de lo previsto a tipos más bajos.
En esta ocasión, el organismo ofrecerá a los inversores bonos a 3 años con un cupón del 2,10%, obligaciones a 15 años con un cupón del 5,15% y obligaciones con un cupón del 5,90% y vida hasta el 30 de julio de 2026.
En esta emisión, el Tesoro buscará al menos repetir el buen resultado del pasado jueves, cuando colocó 5.287,09 millones en bonos a 5 y 15 años. Además, en los bonos a cinco años, ofreció a los inversores el menor interés de la historia, aunque se tratara de una referencia nueva.
Así, consiguió sacar partido al buen momento que atravesaban los mercados la semana pasada, con la prima de riesgo incluso por debajo de los 180 puntos básicos, una situación que no se daba desde el año 2011.
Sin embargo, el viernes la prima volvió a repuntar hasta los 197,8 puntos al cierre de los mercados y este lunes ha vuelto a superar los 200 puntos, con una rentabilidad del 3,832%.
ESTRATEGIA DEL TESORO
La del pasado jueves fue la primera emisión del año y desde que se conoce la estrategia del Tesoro para 2014, que pasa por realizar emisiones netas por valor de 65.000 millones este año, lo que supone un 10% menos que el año pasado (unos 72.000 millones).
A lo largo del ejercicio, no se cambiarán las modalidades de emisión de instrumentos de deuda y se intentará abaratar el coste, mantener o ampliar la vida media de la deuda y diversificar la base inversora. Así, el organismo cubrirá la mayor parte de sus emisiones mediante subastas ordinarias de bonos y obligaciones, siguiendo el calendario habitual anunciado a principios de año.
La emisión bruta total de la primera subasta (los 5.287 millones de euros) representó un 4% de lo previsto para todo el ejercicio dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo (133.300 millones de euros).