Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro coloca 3.500 millones en letras a 3 y 9 meses y ofrece intereses próximos a cero

El Tesoro ha cerrado con éxito una emisión de letras a 3 y 9 meses al colocar 3.500 millones, el máximo previsto, y ha ofrecido a los inversores intereses próximos a cero en el papel a más corto plazo que vende el Tesoro.

En concreto, el organismo ha colocado 1.110 millones en letras a 3 meses, tras registrar una demanda que ha superado en 3,2 veces lo vendido (4,5 veces en el mes de julio). El interés medio se ha moderado considerablemente y se ha quedado prácticamente en cero, al pasar del 0,127% del mes pasado al 0,034% actual.

Por otro lado, el Tesoro ha emitido 2.390 millones en letras a 9 meses, después de registrar unas peticiones que han superado en 2,3 veces lo colocado (3,2 veces en la anterior ocasión). En este caso, la rentabilidad media también se ha moderado y ha tocado mínimos históricos, al bajar al 0,107% desde el 0,205% de julio.
ESPAÑA, "UN ACTIVO DE MODA"
El analista de XTB Javier Urones aseguró a Europa Press que es muy positivo obtener niveles de financiación de esta índole que reflejan la fortaleza de España y muestran que la renta soberana española se ha convertido en un "activo de moda".
A su juicio, los tipos se estabilizarán en estos niveles hasta el que Banco Central Europeo (BCE) empiece a subir los tipos de interés cuando se afiance la recuperación económica en Europa.
EL GOBIERNO DEBERÍA EMITIR A 3 Y 5 AÑOS
En este contexto, Urones cree que el Gobierno debe analizar si es un buen momento para aumentar las emisiones y sacar provecho al actual nivel de mínimos que marcan todos los plazos. En concreto, cree que sería oportuno vender títulos a 3 y 5 años, que pueden generar buenas rentabilidades en el futuro.
Sin embargo, el Gobierno ya ha dicho que su estrategia pasa por reducir ahora la cantidad de emisiones y dilatarlas en el tiempo, puesto que el Tesoro ha cubierto ya casi el 80% de sus necesidades de financiación para este año.