Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Testa designa a Deloitte nuevo auditor de sus cuentas

La socimi cambia de auditor ante la nueva ley tras trece años con E&Y
Testa, socimi controlada al 77% por Merlín Properties, ha designado a Deloitte como nueva firma auditora de sus cuentas, en sustitución de E&Y, firma que las ha supervisado durante los últimos trece ejercicios.
Deloitte auditará las cuenta de Testa durante los tres próximos ejercicios (2016-2018), según la propuesta que la compañía someterá a la aprobación de su junta de accionistas, convocada para el próximo 4 de abril.
El relevo se registra en virtud de la nueva Ley de Auditoría, que obliga a las compañías a cambiar de firma auditora si se ha mantenido durante un periodo máximo de diez años.
Testa ha elegido como auditora a Deloitte, la misma firma que supervisa las cuentas de su accionista de control, la socimi Merlín.
SIN DIVIDENDO.
Entre el resto de puntos del orden del día de la asamblea de Testa destaca que la firma no repartirá su tradicional dividendo, dado que cerró el ejercicio 2015 con pérdidas de 13,07 millones de euros por "los deterioros registrados en los terrenos no estratégicos".
La junta de Testa ratificará el nombramiento de Miguel Ollero como nuevo consejero de la firma en representación de Merlín. Esta socimi pasa así a contar con dos representantes en el máximo órgano de gestión de la firma, en el que también se sienta su presidente Ismael Clemente.
Testa celebrará su primera asamblea tras convertirse en socimi, y tendrá lugar en tanto Merlín compra a Sacyr el 22% de la firma que aún no controla. Las dos compañías tienen hasta el 30 de junio para cerrar la transacción, según el acuerdo de compraventa que firmaron el pasado año.
El objetivo último de Merlín es fusionar las dos empresas para dar lugar a la que, según sus datos, será primera compañía patrimonialista del país.