Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El crudo de Texas cierra a 51,61 dólares, el valor más alto desde noviembre

El barril de crudo de Texas se encareció hoy un 7,2 por ciento y cerró a 51,61 dólares, el valor más alto desde noviembre, entre expectativas de que las medidas de la Reserva Federal pueden favorecer la recuperación de la economía en EE.UU. y avivar la demanda de combustibles, entre otros factores.
Al concluir la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas para abril añadieron 3,47 dólares al precio anterior, en una sesión en la que llegó a superar por momentos los 52 dólares.
Los contratos de gasolina para entrega en abril sumaron 7 centavos y terminaron a 1,43 dólares el galón (3,78 litros).
Los contratos de gasóleo para ese mes se encarecieron 9 centavos y finalizaron a 1,35 dólares/galón.
El gas natural para entrega en abril registró también un fuerte incremento, después de cuatro sesiones consecutivas de descensos, y concluyó a un precio de 4,17 dólares por mil pies cúbicos, 49 centavos más caros que el día anterior.
El alza en el valor de ese combustible coincidió con la difusión de datos que revelaron un descenso de 30.000 millones de pies cúbicos en existencias al final de la pasada semana, algo superior a lo que esperaban los analistas.
Sin embargo, el total en reserva, de 1,65 billones de pies cúbicos, es un volumen que supera en un 24,6% al que se registraba en la misma época hace un año, según cálculos del Departamento de Energía de EE.UU.
Las decididas e inesperadas medidas que anunció el miércoles la Fed, encaminadas a favorecer el acceso al crédito y mejorar las condiciones del mercado hipotecario, alientan expectativas de que contribuirán a la recuperación de la economía y, en consecuencia, a reavivar la demanda de crudo y de combustibles, según los expertos.
La divulgación de las decisiones del banco central estadounidense ocurrió hacia el final de la jornada del miércoles, por lo que el mercado neoyorquino solo pudo reaccionar durante las operaciones electrónicas posteriores a la sesión regular.
La tendencia alcista era bien patente, sin embargo, desde la apertura de hoy, en la que los contratos de petróleo WTI ya se negociaban por encima de 51 dólares el barril.
La escalada se ha visto favorecida, además, por el fuerte debilitamiento del dólar ante el euro y otras divisas en las dos últimas sesiones, lo que abarata las compras de crudo y de otras materias primas que se negocian en dólares en los mercados internacionales.
Por un euro se pagaban este jueves 1,3677 dólares después de concluir la sesión regular en el Nymex, casi dos centavos de dólar más que el día anterior.
El encarecimiento que registró hoy el petróleo ocurre a pesar de conocerse el día anterior que las reservas de crudo y de gasolina aumentaron la pasada semana en EE.UU., y de más signos de la débil demanda de combustibles, aunque la relativa a gasolina fue un 1,1% superior en las últimas cuatro semanas a la de hace un año.