Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tinsa constata que las subidas de precios de vivienda vacacional se extienden por la costa

Tinsa constata que las subidas de precios de las viviendas vacacionales se extienden por casi el doble de municipios que el año pasado, siendo la Costa del Sol, Alicante, Baleares y Canarias los mercados más dinámicos, mientras que Castellón, la costa Cantábrica, Menorca y La Palma aún se encuentran en ajuste.
Así consta en el informe 'Vivienda en la Costa 2016' elaborado por la tasadora, que muestra incrementos de precios en hasta 71 de los 136 municipios analizados en el litoral en el primer trimestre de este año, frente a los 35 de la edición de 2015 y los únicamente cuatro municipios que estaban en positivo en el informe de 2014.
La tasadora explica que aunque esta tendencia, "más acorde con una fase de estabilización que de clara recuperación", va extendiéndose "poco a poco", el mercado de costa es "muy heterogéneo", puesto que algunas ubicaciones siguen abaratándose a un ritmo anual superior al 5% y el patrón más repetido es la ausencia de promoción y de transacciones sobre suelo.
LOS MERCADOS MÁS DINÁMICOS.
Por zonas, Costa del Sol, Baleares, Alicante y Canarias destacan como los mercados que están liderando la recuperación en la costa. En el otro extremo, Castellón, la Costa Cantábrica, Menorca y La Palma se encuentran entre los que todavía no han finalizado la fase de ajuste. También en descenso, aunque ya próximas al suelo, se encuentran las costas de Almería, Huelva, Tarragona y Galicia.
Por municipios, las localidades de Teguise y Tías, en Lanzarote, mostraron en el primer trimestre el mayor crecimiento de precios en tasa interanual, con una subida del 17,8% y del 14%, según los datos provisionales procedente de las tasaciones de Tinsa.
Les siguen Gavà (Barcelona) y Benicarló (Castellón), ambas con una subida del 13,2%, y Blanes (Gerona), con un 12,8% de incremento respecto al primer trimestre del año anterior.
Las mayores caídas en el precio se produjeron en Piélagos (Cantabria), donde el valor medio descendió un 16% en los últimos doce meses, Antigua (Fuerteventura), con un 12,6%, y Los Alcázares (Murcia), con una caída del 10,6%.
AJUSTES DE MÁS DEL 50% DESDE MÁXIMOS.
De igual forma, el informe muestra que la costa española ha concentrado una buena parte de los mayores ajustes de precios durante la crisis. La caída más intensa desde 2007 entre los municipios analizados en el informe corresponde a Mataró (Barcelona), que ha visto rebajado su valor medio un 59,8% en este periodo.
En Antigua (Fuerteventura) el descenso en los últimos ocho años alcanza el 58,8% y en Casares (Málaga), el 58,7%. Según la estadística provisional de Tinsa, también han registrado ajustes superiores al 55% El Ejido (Almería), Oropesa del Mar (Castellón), Pineda de Mar (Barcelona), Manilva (Málaga) y Los Alcázares (Murcia).
Las islas concentran los municipios costeros más estables durante la crisis. Calvià y Santanyí, ambas en Mallorca, con un ajuste del 16,6% y del 21,5%, respectivamente, y Adeje, en Tenerife, con un caída del 24,4%, son los enclaves donde menos han descendido los valores desde 2007.
PREVISIÓN Y OFERTA.
La previsión de Tinsa para los próximos meses apunta a la estabilización. En algo más de la mitad de las zonas analizadas en el informe de Tinsa considera que los precios se mantendrán y en algo más de un tercio que los valores se incrementarán.
Esta previsión de mejora de los precios se concentra en toda la costa de Valencia, Alicante, Málaga, Palma de Mallorca, Canarias y San Sebastián, y en algunos tramos del litoral de Gerona, Barcelona, Cádiz y Asturias.
En cuanto a la oferta de vivienda vacacional, el informe constata que es mayoritariamente producto de segunda mano. El stock generado en los últimos años como consecuencia del freno de la financiación y de las ventas se va absorbiendo poco a poco.
Solo en ocho de las 55 zonas la red técnica de Tinsa califica la sobreoferta como "muy abundante". Se trata de la costa norte de Castellón; la Manga del Mar Menor; el oeste de Almería; el sur de Barcelona; la franja central de la costa de Tarragona; la zona oeste de Cádiz y la costa este de Vizcaya.
A la hora de valorar la mayor o menor dificultad de absorción del stock, en un 56% de las zonas se considera que el stock es "asumible a corto plazo". En este grupo se sitúan las costas de la provincia de Girona, Valencia, Huelva, Granada y San Sebastián, así como Ibiza, Fuerteventura y Lanzarote, y la mayor parte de las provincias de Alicante, Murcia y Cádiz.
ACTIVIDAD PROMOTORA.
Respecto a la actividad promotora en el segmento de vivienda vacacional, Tinsa señala que sigue, por norma general, bajo mínimos, con excepciones. Se detectan obras de finalización de proyectos inacabados en las provincias de Alicante y Granada, con actuaciones puntuales a lo largo de todo su litoral, las islas de Mallorca, Ibiza y Tenerife, y ciertos enclaves de las costas de Cádiz y Huelva.
También es minoritaria la construcción de nuevos proyectos de vivienda vacacional, una señal de que "hay nichos de producto o localizaciones con demanda insatisfecha".
Además, el suelo vuelve a ponerse en el punto de mira de los inversores, aunque no de forma generalizada. Todavía en un 40% de las zonas en las que este estudio divide la costa española se apunta que no hay ningún movimiento en torno a este activo.
"En algunas ubicaciones el mercado de suelo empieza a normalizarse tras años de bloqueo e incluso se está registrando algún incremento de precios", añade Tinsa, como en ciertos enclaves de la costa de Alicante, Baleares, Costa del Sol, alrededores de Barcelona, Tenerife y San Sebastián.