Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Torraspapel estudia cerrar una planta en Girona con 132 empleados

La empresa papelera Torraspapel ha iniciado un proceso de negociación con los sindicatos para estudiar la viabilidad o cierre de la planta de Sarrià de Ter (Girona), donde trabajan 132 empleados, y la posibilidad de trasladar su producción a otros centros de España, según ha informado la compañía este miércoles en un comunicado.
La empresa, perteneciente al Grupo Lecta, ha argumentado que además del descenso de las ventas, la planta gerundense se ha visto afectada por sus elevados costes de producción unitaria, el coste del transporte y el impacto de las modificaciones en el marco regulatorio eléctrico de los últimos años.
Ha añadido que las nuevas condiciones del mercado y las propias características de la planta la han situado con resultados negativos desde 2012 y sin expectativa de mejora, afectando "gravemente" la viabiliadad de Torraspapel y el grupo Lecta en España.
Torraspapel, que ha acumulado 98 millones de euros de pérdidas entre 2012 y 2013, se ha comprometido a negociar un posible acuerdo con los representantes de los trabajadores "para encontrar la mejor solución para las partes implicadas, incluyendo un plan social adecuado".
La empresa ha señalado que confía en poder llegar a una solución viable que permita asegurar el futuro de Torraspapel, que cuenta con otras cuatro plantas de producción de papel en España, ubicadas en Sant Joan les Fonts (Girona), Almazán (Soria), Zaragoza y Motril (Granada), con 1.797 empleados en total.
El sindicato CC.OO. ha manifestado su oposición a la intención de la dirección de cerrar la planta, ya que ha considerado que es un "ataque" a los trabajadores de una empresa histórica que ha contado con la colaboración sindical y del ayuntamiento de Sarrià de Ter para hacer posible el mantenimiento de la actividad.