Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toshiba elimina la dirección general en España y Portugal como parte de su nueva estructura europea

Toshiba ha reorganizado la estructura de gestión del negocio en Iberia, con la eliminación de su dirección general en España y Portugal y la formación de tres unidades de negocio 'B2C PC', 'B2B PC' y 'Televisión', que dependerán de la central europea.
Como consecuencia de esta reorganización, João Amaral, hasta ahora director general de Toshiba en España y Portugal, abandonará la compañía a finales del próximo mes de noviembre.
La firma ha explicado que esta reorganización del equipo directivo responde al nuevo organigrama de Toshiba Europa, que prescinde de los directores generales locales y apuesta por establecer un equipo de responsables de unidades de negocio por países que reportarán directamente a la filial europea.
En cuanto a los responsables de las unidades de negocio locales, el negocio de B2B se mantendrá bajo la responsabilidad de Emilio Dumas y João Dessa en Portugal; el negocio de televisores estará a cargo de Noemi Rodrigo en España y Portugal y el negocio B2C se gestionará desde España por Pedro Moreno y desde Portugal por Nuno Carapinha.
El presidente de Toshiba Europe GmbH, Damian Jaume, ha mostrado "gran tristeza" por la salida de Amaral, que ha dedicado los últimos 14 años de su carrera a Toshiba, y ha afirmado que el directivo ha contribuido de "manera notable" al crecimiento del negocio en Portugal y España.
"Me gustaría darle las gracias por su trabajo durante estos años y desearle todo lo mejor para el futuro. Con esta nueva organización, vamos a fortalecer nuestra presencia en Toshiba Iberia y proveer un enfoque renovado a cada una de nuestras tres unidades de negocio claves", ha subrayado.
Por su parte, Amaral ha indicado que deja Toshiba con la sensación de "haber cumplido" los objetivos tras los buenos resultados conseguidos en la Península Ibérica en los últimos años y ha mostrado sus "mejores deseo" para la empresa en su trayectoria hacia el futuro.