Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toxo (CCOO) y Méndez (UGT) participan en la euromanifestación sindical de Bruselas contra la austeridad

Decenas de miles de personas expresan su rechazo a los recortes y las políticas de la troika
Los secretarios generales de Comisiones Obreras, Ignacio Fernández Toxo, y UGT, Cándido Méndez, han participado este viernes en la manifestación organizada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) en la que decenas de miles de trabajadores llegados de 21 países han expresado su rechazo a los recortes y las políticas de la troika y han reclamado un plan de inversiones de la UE para reactivar el crecimiento y el empleo.
"Estamos convencidos de que hay alternativas a las políticas de austeridad, que hay alternativas distintas que deben favorecer la creación de actividad económica y de empleo", ha resaltado Toxo, que es el presidente de la CES. "Porque Europa está dejando atrás la recesión, pero puede entrar en estancamiento sin creación de empleo y hoy el problema fundamental de España y de Europa es el empleo", ha subrayado.
"Europa no debe resignarse a perder sus señas de identidad, que es el Estado social, a partir de las políticas de ajuste que tienen como base exclusivamente la austeridad para el equilibrio de las cuentas públicas. Hay otras políticas y hay posibilidades de financiarlas", ha insistido el dirigente de CCOO.
En este sentido, Toxo ha reclamado a los líderes europeos que atiendan la propuesta de la Confederación Europea de Sindicatos de poner en marcha "un ambicioso programa de inversiones a escala europea, una especie de Plan Marshall versión siglo XXI, que opere durante 10 años complementado con políticas nacionales para la creación de 11 millones de empleos".
Este plan, ha dicho el presidente de la CES, debería contar con una financiación de 250.000 millones de euros al año procedente del Banco Europeo de Inversiones, de nuevos impuestos como la tasa a las transacciones financieras y de la iniciativa privada. E incluiría un "ambicioso programa" de infraestructuras a escala europea, medidas para reducir la brecha digital y una mayor apuesta por la I+D.
Por su parte, el secretario general de UGT ha dicho que la euromanifestación sindical pone de manifiesto "cómo la Europa que se está construyendo se percibe por parte de la gente como la Europa de Merkel, la Europa de Rajoy, la Europa del Banco Central de Draghi, pero no la Europa de la gente corriente que es la que está aquí y gritando con razón".
"Esa Europa no convence, esa Europa no da esperanza a la gente, al contrario lo que da es frustración, inquietud y preocupación. Por eso creo que esta manifestación tiene muchísima utilidad", ha defendido Méndez.
A su juicio, las próximas elecciones a la Eurocámara deben servir para cambiar las políticas de austeridad y la posibilidad de que el nuevo presidente de la Comisión sea elegido por los parlamentarios ya es un paso positivo.
"Si no se da un cambio, Si no se acometen inversiones, si no se apuesta por el crecimiento económico, si la única alternativa es la austeridad, si al final sólo se concibe el escenario de crecimiento como la continuación de las políticas de austeridad por otros medios, no podremos sacar adelante el proyecto europeo ni podremos luchar con eficacia contra el desempleo", ha dicho. El resultado, según Méndez, sería "más de una década perdida en Europa".