Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajadores de Cetarsa lamentan la "actitud negativa" de la empresa para mejorar el convenio

Los trabajadores de Cetarsa han lamentado la "actitud negativa" de la dirección de la empresa para mejorar las condiciones del convenio colectivo, actualmente en desarrollo, y su pretensión de "recortar" medidas sociales, "incluyendo una congelación salarial que viene arrastrándose desde años atrás".
De esta forma, las secciones sindicales de UGT, CCOO, USO y el Comité Intercentros expresaron en un comunicado su "total disconformidad" por la decisión tomada desde la dirección de esta compañía de "mantener inalterados" los salarios desde el año 2009.
"Una decisión incomprensible que afecta a una plantilla a la que se le está exprimiendo cada día un poco más en aras de la productividad y rentabilidad", aseguran las secciones sindicales.
"¿No es tan legítimo que los trabajadores reciban unos emolumentos acorde a su esfuerzo y tesón, tanto como lo es que la empresa mantenga su rentabilidad? ¿Cómo se puede pedir un esfuerzo constante para incrementar la rentabilidad industrial sin el respaldo adecuado del empleador? Escudarse en que somos una empresa pública' resulta grotesco para estos fines y resalta una falta de argumentos sólidos por parte de la compañía", aseguran.
Apuntan en nota de prensa que Cetarsa ha sido, hasta la fecha, una empresa "históricamente autosuficiente", aunque "nunca ha volcado sus beneficios contables hacia los trabajadores".
Además consideran que aplicar una congelación salarial, basándose en "no se qué criterios aplicados a los funcionarios", es un "sinsentido" cuando se habla de una empresa que se declara en "régimen de derecho privado".
"Estamos hablando de una empresa que ha sido capaz de mantenerse gracias al esfuerzo y sacrificio de su plantilla, una plantilla que está formada por más del 80% de trabajadores fijo-discontinuos, trabajadores que se incorporan a su puesto de trabajo según las necesidades de la empresa", insisten.
Por otro lado, Cetarsa ha hecho un "gran esfuerzo" para incrementar el precio de referencia de compra del tabaco y mantener la renta de los agricultores. Sin embargo, muestra una "actitud totalmente contraria" cuando se trata de su plantilla.
"Una política de doble rasero que discrimina a sus propios trabajadores, no demostrando sensibilidad alguna hacia su bienestar económico. Este tipo de decisiones, con claros matices de política antisocial, está creando un clima de desmotivación entre todos los trabajadores", se lamentan las secciones sindicales, quienes esperan que la compañía "reconsidere su pretensión de mantener la congelación salarial a su plantilla".
"Por todo ello, no consentiremos que los trabajadores de Cetarsa, cuyo esfuerzo se supera día a día, sigan perdiendo poder adquisitivo, y si la situación lo requiere pondremos todos los medios a nuestro alcance para corregir esta injusticia social contra los más débiles del sector", aseguran.