Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trabajo admite que el número de parados puede llegar a los cuatro millones

Maravillas Rojo ha reconocido que la crisis "ha mostrando una velocidad que era imprevisible". FOTO: EFEtelecinco.es
Maravillas Rojo ha defendido que la situación de crisis "y la intensidad de los factores que intervienen, nos están mostrando una velocidad que era imprevisible, no sólo en términos de desempleo, sino en la modificación de factores como la inflación, el precio del petróleo o los tipos de interés".

Asimismo, la responsable de empleo del Ministerio ha apuntado que en el mes de marzo la cifra de parados superó los 3,6 millones y las personas con prestación por desempleo prácticamente alcanzó los 2,6 millones. "La velocidad con que se incrementan estas cifras, especialmente los beneficiarios de prestaciones por desempleo, es muy rápida, con un 60% de aumento en los beneficiarios de prestaciones en un año, y más del 70% en el importe de la nómina prestaciones", ha añadido.

Rojo ha advertido de que esta situación supone que las cuotas por desempleo que pagan empresarios y trabajadores alcanzarán una cifra cercana a los 20.000 millones de euros en 2009. Sin embargo, "el importe que estimamos que alcanzará la nómina de prestaciones superará los 30.000 millones de euros".

De esta forma, ha señalado que el Ejecutivo deberá incorporar de los Presupuestos Generales del Estado a las cuentas del servicio de empleo "más de 10.000 millones", algo que "el Gobierno hará con toda seguridad". Además de garantizar la cobertura de prestaciones por desempleo, Rojo ha destacado que recientemente el Gobierno ha aprobado la reposición de las prestaciones por desempleo a las personas que sufran un expediente de regulación de empleo temporal.

Según la secretaria general de Empleo, esta medida, "junto a la bonificación a las empresas que contraten", supondrá unos gastos "del orden de unos 800 millones de euros". CGS