Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tratado de Libre Comercio generará 350.000 empleos en España en cinco años y elevará el PIB cerca del 1%

El Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, que lleva el nombre de Transatlantic Trade and Investment Partnership (TTIP), generará casi 350.00 empleos en España y elevará el PIB cerca del 1% en un periodo de cinco de años.
Así lo ha señalado el consejero ejecutivo del BBVA, José Manuel González-Páramo, durante la presentación del libro 'El impacto en la economía española de la firma del Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión con EE.UU.', donde se ha mostrado convencido de que el tratado supondrá un fuerte impulso para el sector exportador español.
Según González-Páramo, este tratado ofrecerá muchas posibilidades a las empresas españolas, sobre todo, a las pymes, puesto que reducirá las barreras al comercio y facilitará los flujos de inversión. Además, abrirá grandes oportunidades de mercado y aumentará la productividad de las empresas y, por tanto, de la economía en general.
Asimismo, permitirá afianzar las relaciones entre Europa y Estados Unidos en otros elementos como la seguridad o la estabilidad geopolítica, muy relacionados también con las relaciones comerciales entre ambas regiones. "Son cosas que van de la mano", ha dicho González-Páramo.
A su parecer, la negociación de este tratado es "una oportunidad única e irrepetible", ahora que el centro de gravedad mundial se está desplazando hacia el Pacífico, puesto que permitiría afrontar mejor los desafíos de un mundo cambiante y complejo, desde una triple perspectiva económica, geopolítica y de colaboración en materia de seguridad.
En concreto, desde el punto de vista económico, el acuerdo asociaría de manera más estrecha dos grandes economías con unos 850 millones de personas y que representan aproximadamente un tercio del PIB mundial. Según González-Páramo, la creación de un mercado único más grande es la mejor manera de ofrecer a los ciudadanos mejores condiciones.
Desde el punto de vista geoestratégico, el acuerdo ofrecería la oportunidad de fortalecer la posición del eje Atlántico ante el aumento de la influencia en el desarrollo económico mundial de la región Asia-Pacífico, mientras que en materia de seguridad supondría una oportunidad única para profundizar en la asociación con Estados Unidos en algunas materias como el intercambio de información.
SE SUPERARÁN LAS DIFICULTADES, SEGÚN LA CÁMARA.
Por su parte, el director internacional de la Cámara de Comercio, Alfredo Bonet, ha destacado la mejora que supondrá el acuerdo para la aportación que hace el sector exterior al PIB español, así como las inversiones adicionales que generará.
Según ha dicho, la Cámara siempre ha defendido este tipo de acuerdos porque las empresas españolas siempre han sabido sacar partido a las aperturas comerciales y volverán a hacerlo ahora si sale adelante un acuerdo comercial que aborda aspectos tan importantes como las barreras no arancelarias y las regulatorias.
Aunque actualmente hay algunos problemas para cerrar el acuerdo, Bonet se ha mostrado convencido de que las dificultades se podrán superar, por lo que la Cámara apoya la intensificación de las negociaciones para cerrar el tema cuanto antes.