Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Cuentas archivó 4 expedientes del AVE a Barcelona porque ni Fiscalía ni Abogacía vieron nada

El Tribunal de Cuentas ha archivado cuatro expedientes contables relativos a las obras del AVE entre Madrid y Barcelona porque ni la Abogacía del Estado ni la Fiscalía detectaron ninguna irregularidad que aconsejara abrir una investigación.
Fuentes del organismo fiscalizador han explicado a Europa Press que su Sección de Enjuiciamiento ha dado por cerradas las diligencias que abrió hace dos años tras detectar sobrecostes por valor de unos 400 millones de euros en las obras de construcción de cuatro tramos de la alta velocidad.
Concretamente, en su informe de fiscalización de 2013, el tribunal había detectado cuatro operaciones 'sospechosas': los trayectos entre La Torrassa-Sants, Castellbisbal-Papiol, Hospitalet-Can Tunis y Hospitalet-La Torrassa. En este último, la construcción de la plataforma vio incrementado su precio en un 229,6%, hasta los 247 millones de euros.
LAS DETENCIONES, POR OTRA OPERACIÓN
No se incluyó en estos expedientes el proyecto de construcción de la estación de La Sagrera, en el que se habría producido un desvío presupuestario de más de 82 millones de euros que está investigando el Juzgado de Instrucción número 26 de Barcelona.
Sin embargo, los cuatro casos han acabado archivados dado que, tras comunicar la información al Ministerio Fiscal y a la Abogacía General del Estado, estos organismos no apreciaron ningún motivo para continuar con la investigación.
En el informe que presentó a las Cortes el presidente del Tribunal, Ramón Álvarez de Miranda, se detectó un sobrecoste del 31% en las obras del AVE a Barcelona, hasta el punto de que cada uno de los 621 kilómetros costó 14,44 millones de euros.