Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Administrativo helvético autoriza la entrega de datos bancarios a EEUU

El Tribunal Administrativo Federal (TAF) de Suiza autorizó hoy oficialmente la entrega a Estados Unidos de los datos de 4.450 cuentas bancarias que ciudadanos estadounidenses sospechosos de fraude fiscal tienen en la entidad suiza UBS. EFE/Archivotelecinco.es
El Tribunal Administrativo Federal (TAF) de Suiza autorizó hoy oficialmente la entrega a Estados Unidos de los datos de 4.450 cuentas bancarias que ciudadanos estadounidenses sospechosos de fraude fiscal tienen en la entidad suiza UBS.
La decisión del TAF se produce apenas un mes después de que el Parlamento helvético diera luz verde al acuerdo entre Suiza y EEUU para la entrega de dichos datos, y el fallo de hoy del TAF convierte la decisión en "oficial", informó la agencia suiza ATS.
De este modo, el TAF desestimó el recurso de uno de los titulares de las 4.450 cuentas del UBS que pretendía impedir la transmisión de los datos a las autoridades fiscales estadounidenses, fallo inapelable ante el Tribunal Federal helvético, según el TAF.
Esta corte estima, por lo tanto, que la aprobación parlamentaria del pasado 17 de junio del acuerdo entre Suiza y EEUU prima sobre el derecho internacional de la protección de datos y los propios intereses económicos suizos.
La autorización del TAF entra dentro del plazo acordado con EEUU (19 de agosto) para transmitirle la información que exige, por lo que evitaría que se abriera un proceso penal contra UBS por prácticas evasivas de impuestos entre sus clientes.
La aprobación del TAF pone fin a un contencioso que podría haber desembocado en la retirada de licencia de operación del UBS en EEUU, decisión que estuvo en suspenso hasta que la Cámara Baja del Parlamento helvético, que rechazó el acuerdo entre Washington y Berna el 8 de junio, finalmente lo aprobara nueve días después.
El acuerdo permite al Consejo federal helvético la transmisión a las autoridades estadounidenses, entre hoy y el 19 de agosto, de datos sobre las cuentas de los 4.450 clientes sospechosos de fraude fiscal entre el 2001 y el 2008.