Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de Cuentas lamenta que organismos del Estado sólo hayan cumplido la mitad de sus recomendaciones

El Tribunal de Cuentas lamenta que varios organismos pertenecientes al área de la Administración Económica del Estado hayan cumplido en los últimos años menos de la mitad de las recomendaciones recogidas en hasta 40 informes aprobados entre 2003 y 2013.
Así consta en su 'Informe de fiscalización de determinadas operaciones o áreas de gestión correspondientes a órganos u organismos pertenecientes al área de la Administración Económica del Estado que han sido objeto de recomendaciones del Tribunal de Cuentas en años anteriores', que recoge Europa Press.
En el documento se analiza el grado de cumplimiento de las 87 recomendaciones planteadas a organismos como Turespaña, el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, el Instituto Nacional de Consumo (INC) o el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX), entre otros.
Según el organismos fiscalizador, los catorce organismos analizados sólo cumplieron el 47% de las recomendaciones (41), aunque otras 30 (34%) pueden considerarse "parcialmente cumplidas". Por contra, 16 de las sugerencias (19%) no fueron cumplidas, aunque en siete casos el Tribunal reconoce que pudo haber poco tiempo.
Por ello, y aunque "no ha habido ningún organismo que no haya atendido alguna recomendación total o parcialmente", el Tribunal de Cuentas considera que dejar sin atender una quinta parte de las recomendaciones y atender sólo parcialmente hasta un tercio supone que "el cumplimiento por los organismos de dichas recomendaciones no ha sido plenamente satisfactorio".
ACERTADO SUPRIMIR ORGANISMOS
El departamento que dirige Ramón Álvarez de Miranda aplaude, por otra parte, la supresión del Parque de Maquinarias y del Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de la Pesca y los Cultivos Marinos (FROM) por considerarlo "acertado", y recomienda que las administraciones públicas "analicen sistemáticamente la necesidad de mantener los organismos y entidades de ellas dependientes y decidan con agilidad su supresión", sobre todo en periodos de crisis.
Por otra parte, una de las recomendaciones más repetidas era la de hacer presupuestos "más rigurosos" usando los remanentes de tesorería, algo que han cumplido el Organismo Autónomo Parques Naturales y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que han ido reduciendo progresivamente las transferencias corrientes recibidas del Gobierno mientras usaban de forma creciente sus tesorerías.
Sin embargo, la Oficina Española de Patentes y Marcas y el Comisionado para el Mercado de Tabacos continuaron manteniendo elevados remanentes de tesorería.
Con respecto al Comisionado, el informe también critica que no haya "abandonado la costosa y sucesiva adquisición de software" para gestionar el inventario de su inmovilizado a pesar de poder contar con el sistema público SOROLLA2. De hecho, el uso de este tipo de aplicaciones informáticas comunes y la transferencia de tecnologías entre administraciones para completar los inventarios también se cuenta entre las recomendaciones más repetidas.
DEUDAS INCOBRABLES EN TURESPAÑA
Mención particular recibe Turespaña, que a juicio del Tribunal "debería suspender la relación comercial y contractual con aquéllos que incumplan sistemáticamente con sus obligaciones de pago" para "evitar que se generen nuevas deudas y la acumulación de importantes cantidades" por parte de algunos deudores.
Y es que, según el informe, en 2013 los diferentes deudores presupuestarios y comerciales del organismo le debían más de 10,18 millones de euros, y los importes no recuperados (sobre todo derivados de operaciones comerciales) se habían incrementado un 11% con respecto al informe realizado en 2001.
La antigüedad de las deudas, la concentración de elevados importes en determinados deudores y la situación jurídico-económica de los mismos hace "poco probable", a juicio del Tribunal, la recuperación de la mayor parte de las partidas en situación de impagados.
Por eso, se recomienda de nuevo a Turespaña que arbitre un procedimiento "eficaz" para el envío "con celeridad" a la Agencia Tributaria de las deudas no cobradas y que mejore las aplicaciones informáticas de facturación y el control del envío a la Agencia de las deudas pendientes para su cobro en vía ejecutiva.
Igualmente, habría de procurarse medios para poder hacer un seguimiento de la situación jurídico-económica de algunos deudores y participar, en su caso, en los correspondientes procedimientos concursales donde pudiera ser acreedor.