Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trichet defiende ante el PE que sin la actuación de bancos centrales la crisis habría sido peor que la de 1929

Culpa de los problemas a los países que gastaban más de lo que ingresaban
El ex presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha defendido este martes en una audiencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara que sin la actuación rápida y decidida de los bancos centrales la actual crisis hubiera sido peor que la de 1929.
Trichet ha culpado de la crisis de deuda al mal gobierno de la eurozona y al hecho de que varios Estados miembros gastaban más de lo que ingresaban, tanto en el plano presupuestario como en el plano interno. Por ello ha defendido que el ajuste era inevitable y que la UE lo que hizo fue ayudar a estos países.
"Estamos experimentando la peor crisis desde la Segunda Guerra Mundial y todavía estamos en crisis", ha sostenido el banquero francés ante los parlamentarios que examinan la actuación y los fallos de la troika en los rescates de Grecia, Irlanda, Portugal y Chipre.
"Si los bancos centrales del mundo no hubieran sido muy valientes y rápidos en sus decisiones, y si los Gobiernos no hubieran sido también valientes y rápidos, habríamos tenido la peor crisis desde la Primera Guerra Mundial. Podríamos haber estado en una situación peor que la de la crisis del 29", ha alegado Trichet.
"No debemos subestimar las inmensas dificultades con las que tuvieron que bregar todas las instituciones", ha defendido. "Evitamos la Gran Depresión que se vislumbraba, no evitamos una Gran Recesión y por supuesto todas las economías avanzadas pagaron un alto precio por esa razón", ha agregado.
A juicio de Trichet, el motivo por el que la eurozona se convirtió en el epicentro del tercer episodio de la crisis (tras las hipotecas subprime y la caída de Lehman Brothers) fue porque "no gobernamos correctamente la eurozona y Europa en general". "No aplicamos el Pacto de Estabilidad como hubiéramos debido y no vigilamos los indicadores de competitividad", ha agregado.
En cuanto a las acusaciones de la Eurocámara de que la troika subestimó el impacto de los recortes sobre el crecimiento, el ex presidente del BCE ha respondido que "el problema principal es el hecho de que algunos países, felizmente no todos, gastaban más de lo que ganaban en el plano presupuestario y externo y los inversores a partir de un determinado momento dijeron que ya no confiaban en ellos".
"La comunidad internacional y los países de la eurozona y de la UE han aceptado ayudar a estos países a superar sus grandes dificultades. Pero en cualquier caso debían volver al equilibrio, tanto el interno como el externo. Sin este retorno al equilibrio no había solución ni salida posible", ha sostenido Trichet, que en todo caso ha defendido una mayor participación de la Eurocámara en el futuro en política económica.
El interrogatorio de Trichet forma parte de una serie de audiencias organizadas esta semana por el Parlamento Europeo para examinar el trabajo de la troika y sus fallos en la gestión de los rescates. En su informe preliminar, la Eurocámara critica la falta de transparencia y legitimidad democrática de la troika y denuncia que los rescates han provocado un aumento de la desigualdad y el paro en los países en crisis.