Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trichet insta a una reforma del sistema financiero y a disminuir la deuda

En la imagen, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, instó ayer a una drástica reforma de los sistemas financieros mundiales y a una disminución de la deuda de los estados.
"La crisis no ha terminado", advirtió Trichet en una conferencia en Fráncfort. "Nos encontramos en una nueva fase en la que debemos alcanzar nuevas reglas y regulaciones", insistió.
Trichet subrayó que "ésta es una fase que requiere nuestra total atención". "Tanto a este lado como al otro del Atántico se tuvo que usar el 27 por ciento del PIB para evitar una depresión. Lo hemos hecho una vez, no lo haremos una segunda vez", estimó el presidente del BCE.
El banquero francés aclaró que el BCE no cree que una disminución del gasto público suponga un freno en el crecimiento.
"El efecto de la crisis financiero no deja ninguna duda sobre la necesidad de una estrecha regulación y vigilancia", señaló Trichet.
Para el banquero, lo necesario es una mayor transparencia del sistema financiero, una mejor regulación y negocios con menos riesgo.
Por su parte, Lorenzo Bini-Smaghi, miembro del directorio del BCE, afirmó que sería un error creer que pese a todos los esfuerzos en regular no vayan a existir nuevas crisis. "No todos han aprendido la lección", dijo.
Para Bini-Smaghi lo importante es prepararse para futuras crisis. "Necesitamos un gestor de las crisis aun cuando aquí y ahora no haya una solución sencilla", añadió.
Trichet subrayó que la publicación de los exámenes bancarios es un importante paso en la dirección correcta. "Estos test aumentarán la transparencia y la confianza de los inversores en el sector bancario europeo", aseveró.