Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tubacex espera cerrar en 'números negros' en 2016 y no prevé ajustes en las plantas vascas

No frenará inversiones estratégicas y apuesta por crecer en Asia donde ha cerrado un acuerdo de intenciones para una joint venture
Tubacex espera cerrar en 'números negros' en 2016 pese a las dificultades del mercado y no prevé, en principio, acometer ajustes de plantilla en sus plantas vascas. La compañía tampoco tiene previsto frenar inversiones estratégicas y apuesta por Asia, dentro de su estrategia de crecimiento, área en el que acaba de cerrar un acuerdo de intenciones para crear una joint venture con la empresa japonesa Awaji.
Estos planes han sido dados a conocer este miércoles en Bilbao por el presidente de Tubacex, Alvaro Videgain, y el consejero delegado, Jesús Esmorís, en un encuentro con medios de comunicación previo a la Junta de Accionistas que se ha celebrado en Llodio, en la que se ha aprobado el pago de un dividendo por un importe de 0,0259 euros por acciones a abonar en junio.
El presidente de Tubacex ha destacado que existe una "absoluta y total incertidumbre" en el mercado que está "muy débil" como consecuencia de la caída de los precios del niquel y también del petróleo, que ha provocado recortes de las inversiones y retrasos en la puesta en marcha de proyectos vinculados al Oil&Gas.
En este sentido, ha señalado que, cuando el mercado está complicado, "todo el mundo sufre", pero ha destacado que Tubacex siempre ha tenido "capacidad para buscar una respuesta adecuada" y ha indicado que, en este caso, está siendo "muy adecuada".
Ello permitió, según ha destacado, cerrar 2015 con un beneficio neto de 8,4 millones, un resultado "muy meritorio", que es "discreto y modesto", pero "importante", ya que no "todo el mundo en el sector" logró 'números negros'. Videgain ha destacado que la apuesta de Tubacex pasa por la diversificación, los productos Premium y convertirse en un proveedor global de soluciones tubulares y, en este sentido, cree que la compañía sigue siendo "un proyecto de largo recorrido".
RESULTADOS
La compañía, que en el primer trimestre cerró con unas "pequeñas" pérdidas de 500.000 euros, espera "sin duda" concluir "en números negros" en 2016.
Los responsables de Tubacex creen que este año "no pinta nada mejor" porque las inversiones se siguen "parando" después de un 2015 que fue "mucho peor" de lo que esperaban.
Según han destacado, en el primer trimestre del año también se han dado "caídas" pero creen que "han tocado suelo" y confían en que, a partir de ahora, el año vaya "algo mejor" aunque "no va a ser un año bueno" y será "muy complicado". "Esperamos una recuperación para el año 2017", ha apuntado Esmorís, que ha indicado que se siguen viendo "muy pocos pedidos y mucha agresividad en precios".
MEDIDAS
El consejero delegado de Tubacex ha afirmado que, ante la crisis del petróleo, la empresa ha optado por las diversificación hacia sectores como la automoción o la aeronáútica, donde precisamente ha alcanzado un acuerdo con ITP para un pedido de un nuevo motor.
Esmorís ha manifestado que la dependencia del petróleo era del 70% en 2014 y bajó al 56% en 2015 para situarse en el primer trimestre de 2016 por debajo del 50%, unos niveles en los que se quieren mantener incluso cuando se recupere el sector.
Esta diversificación, que ha calificado de "exitosa" les ha permitido "parcialmente" poder tener suficientes pedidos para "tener las fábricas trabajando".
El consejero delegado, que cree que el nuevo perímetro de la compañía tras la integración de IBF y Prakash Steelage, les está ayudando a "defendernos mejor", ha señalado que ya, desde 2014, empezaron a tomar medidas para intentar adaptarse a la nueva situación y, además, de esa apuesta por la diversificación, también se está llevando a cabo una adaptación del nivel productivo y un plan de reducción de costes fijos. "Es evidente que también vienen bien estas crisis para quitarse los michelines de vez en cuando y es lo que estamos haciendo", ha agregado Esmorís que cree que este sector "tiene potencial para hacer un ajuste de costes importantes".
El responsable de la compañía, que ha indicado que Tubacex tiene la "ambición" de seguir creciendo, ha asegurado que apuestan por "ganar competitividad" y por ofrecer "algo diferente" para poder mejorar cuota de mercado. Por ello, seguirán trabajando en nuevos productos porque, si no, "tenemos un problema".
PLANTILLA
Sobre la situación de las plantas vascas, Esmoris ha asegurado que, en estos momentos, tienen la "suerte" de que casi todas están trabajando, en la actualidad, a tres turnos, mientras que, "en otras partes del mundo, se está a dos o a menos".
Asimismo, ha manifestado también que en Euskadi, donde tienen 1.000 empleados, no se están aplicando EREs e incluso "hay más personal" que en el primer trimestre del año pasado. Esmorís ha indicado que en otras plantas se ha tenido que reducir plantilla y en Italia se está aplicando un ERE. "En las plantas españolas, en estos momentos, y aquí en el País Vasco, no prevemos tener que hacerlo, pero con la visibilidad de pedidos que tenemos, en principio, es imposible predecirlo", ha añadido.
Esmorís ha señalado que todavía no tienen asegurada la cartera de pedidos para el tercer y cuarto trimestre de 2016, pero "cree y espera" que no tengan que realizar ajustes en las plantas vascas a lo largo de todo del año.
Por otra parte, ha subrayado que otra de las claves es el fortalecimiento de su actividad comercial, sobre todo, en Asia, que es donde están creciendo "de forma importante". En concreto, más del 50% de las ventas de Tubacex en el primer trimestre provienen de este mercado.
Por ello, la compañía apuesta por Asia en su estrategia de crecimiento. En concreto, la semana pasada ha cerrado un acuerdo de intenciones, todavía no vinculante, para la creación de una joint venture con la compañía japonesa Awaji para la fabricación de componentes especiales en acero inoxidable en su fábrica de Tailandia.
En principio, está previsto que el proceso finalice en el tercer trimestre del año cuando se fijarán los términos del acuerdo definitivo que se plasmará en una ampliación de capital suscrita por Tubacex a través de IBF para alcanzar una participación mayoritaria en la joint venture.
Esmorís, que ha apuntado que esperan lograr una facturación objetivo en esa empresa de 20 ó 25 millones en tres años, ha señalado que buscan invertir en esa planta para ampliar su capacidad productiva y que pueda crecer. Esta operación les permitirá complementar su gama de productos y sería una puerta para el mercado del sudeste asiático. "Nos permite crecer en Asia", ha añadido.
INVERSIONES
El consejero delegado de Tubacex ha indicado que este acuerdo es la prueba de que la compañía no va a parar inversiones que sean "estratégicas y que sean asumibles". "Podemos aguantar estos momentos no frenando inversiones que sean realmente de futuro", ha agregado.
Los responsables de la compañía alavesa, que han recordado que han invertido casi 200 millones entre 2010 y 2015, han señalado que el nuevo Plan Estratégico, que se presentará en julio, incluirá inversiones para modernizar las plantas vascas que ya tienen "muchísimos años".
SITUACIÓN FINANCIERA "PRIVILEGIADA"
Los responsables de Tubacex han destacado que están en una situación financiera "privilegiada", con "gran solidez". La compañía tiene un patrimonio neto de más de 300 millones en la actualidad y cuenta con una estructura de vencimiento de deuda que, "aunque los siguientes tres o cuatro años sean un verdadero desastre, podemos aguantar perfectamente". La generación de caja bruta en los últimos tres años ha sido de 300 millones y, en concreto, en 2015 fueron 96 millones.
Videgain ha indicado que se ha acordado el pago de un dividendo de 0,0259 euros por acción a abonar en junio, por un volumen total de 3,34 millones, lo que supone un pay out del 40% del beneficio consolidado. "Siempre que se puede, se da dinero", ha añadido