Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UBS gana un 64,2% menos en el primer trimestre

El banco suizo UBS obtuvo un beneficio neto atribuido de 707 millones de francos suizos (643 millones de euros) en los tres primeros meses del año, lo que representa un retroceso del 64,2% respecto al mismo periodo de 2015, informó la entidad.
Los ingresos operativos de UBS entre enero y marzo sumaron un total de 6.833 millones de francos suizos (6.213 millones de euros), un 22,7% menos.
Por otro lado, UBS indicó que hasta marzo de 2016 había logrado un ahorro de costes de 1.200 millones de francos suizos (1.092 millones de euros) en relación al conjunto del ejercicio 2013.
De este modo, el banco subrayó que "está en curso de alcanzar su objetivo de ahorro neto de costes de 2.100 millones de francos suizos (1.913 millones de euros) para finales de 2017", añadiendo que sigue tomando "medidas responsables" para ahorrar costes a la vista de las actuales dificultades del entorno.
"La resiliencia de los resultados que hemos alcanzado en unas condiciones de mercado desafiantes reflejan nuestra disciplina y enfoque, así como nuestro modelo de negocio diversificado", declaró Sergio P. Ermotti, consejero delegado de UBS.
La entidad helvética destacó que la sustancial volatilidad en los mercados, así como la incertidumbre geopolítica y macroeconómica subyacente, provocaron una mayor aversión al riesgo de los clientes y un nivel anormalmente bajo del volumen de transacciones en el primer trimestre.
"Algunos de estos factores se han estabilizado recientemente, pero los desafíos macroeconómicos subyacentes y los riesgos geopolíticos continúan contribuyendo a la aversión al riesgo de los clientes y no es probable que se solucionen en un futuro inmediato", advirtió el banco.
En este sentido, UBS considera que los bajos tipos de interés y la relativa fortaleza del franco suizo con respecto al euro siguen representante "vientos en contra" para la entidad, además de las mayores exigencias de capital para la banca resultantes de los cambios en el marco regulatorio suizo e internacional.