Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT-A apunta que "no hay nada suspendido" en las ayudas de la UE, investiga internamente y colaborará con Bruselas

Recibe la notificación por las ayudas de la Junta, tiene 15 días para responder e insiste en que "si hay que devolver el dinero, se devolverá"
La secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla ha asegurado que "no hay nada suspendido", a raíz de la noticia de que la Comisión Europea ha suspendido ayudas a UGT para cursos de formación y ha abierto una investigación por el posible uso irregular de fondos europeos por parte del sindicato, tras lo que ha apuntado que está investigando internamente para tener más información sobre ese tipo de ayudas y ha mostrado su "total colaboración" con las autoridades comunitarias.
En una entrevista con Europa Press, Castilla ha indicado que por el momento no ha llegado ninguna notificación oficial al respecto y tras recordar que la información surge de la pregunta de un parlamentario de UPyD sobre algo ocurrido en un momento temporal concreto, la secretaria general de UGT-A ha indicado que tienen que llegarle la notificación para poder actuar.
No obstante, ha anunciado que ha dado ya instrucciones al departamento de Administración del sindicato "para que acometa las investigaciones oportunas con vistas a obtener más información sobre este tipo de ayudas" y a la secretaria de Relaciones Institucionales "que era la que tenía más relación con este tipo de programas".
"Parece que en el sindicato vivimos de ayudas, cuando en el sindicato vivimos de las cuotas de afiliados", asevera Castilla, quien insiste en su objetivo de "recuperar la credibilidad, no solo de la Ejecutiva, sino de las federaciones regionales y las uniones provinciales, y en eso somos una piña".
De esta forma sobre las ayudas comunitarias ha explicado que primero tendrán que recibir notificación de las mismas, puesto que "nos hemos enterado por la prensa", y cuando la reciban "primero vamos a ver en qué términos está".
"Todo ha sido repentino, por lo que mostramos cautela, pero nos hemos puesto manos a la obra para investigar de qué se trata y no habrá opacidad", asevera Castilla, quien ha mostrado su "máximo respeto por el dinero público" y deja claro que el sindicato se encuentra "en plena labor de investigación, de saber de qué se trata y aclarar los términos".
En ese sentido, apunta que "tendremos que ver de qué procedimiento se trata, qué información nos demandan", tras lo que deja claro que "colaborará desde el máximo respeto al dinero público".
La Comisión Europea ha suspendido ayudas a UGT para cursos de formación y ha abierto una investigación por el posible uso irregular de fondos europeos por parte del sindicato español, según ha desvelado el pasado miércoles el comisario de Política Regional, Johannes Hahn, en respuesta a una interpelación del eurodiputado de UPyD, Francisco Sosa Wagner. Alude a posibles irregularidades en un curso organizado por UGT en el marco del programa de cooperación transfronteriza entre España y Portugal del Feder.
Ante esto, UGT-A ha indicado en una nota que el proyecto de Cooperación Sindical Transfronteriza Andalucía-Algarve (Citaa) "ha sido aprobado en las dos convocatorias anteriores por el Comité de Gestión del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España-Portugal (Poctep), en el que actúan como socios los sindicatos UGT-A, CCOO-A, CGTP de Portugal y UGT de Portugal.
Ha recordado en su comunicado que estos proyectos de cooperación sindical, bajo distintas denominaciones, "llevan siendo aprobados ininterrumpidamente por la UE desde 1999".
UGT-A ha explicado que el sindicato "anticipa la totalidad de los gastos en que incurre por las actividades que lleva a cabo en estos proyectos, de manera que hasta que no son realizadas, auditadas y justificadas, Fondos Europeos no paga las mismas, y en muchos casos, nos estamos encontrando con un retraso en el pago de hasta dos años". Ha agregado que en la ejecución de los proyectos, "las distintas actividades se coordinan entre socios y las ayudas no son par cursos de formación".
Asimismo, ha precisado que a 31 de diciembre de 2013 finalizó el plazo de ejecución de las actividades de la segunda convocatoria del proyecto, "y todos los socios disponen de dos meses para justificar la totalidad de las actividades realizadas, por lo que estamos en plazo para ello".
Ha añadido que la tercera convocatoria del proyecto, presentada en junio de 2012, fue rechazada por el Comité de Gestión el 14 de mayo de 2013, y notificada a los socios el 13 de noviembre de 2013. En dicha resolución, según UGT-A, "se acordó considerar el proyecto, en su tercera convocatoria, como 'no admisible', por no reunir las condiciones formales de admisibilidad", de forma que UGT indica que la no concesión del proyecto en su tercera convocatoria, por un 'defecto de forma' en su formulación, "no puede considerarse en ningún modo, como paralización de las ayudas".
UGT-A ha explicado que todos los socios del proyecto "hemos elevado una queja, a través de la Secretaría General de Economía de la Junta de Andalucía, al Comité de Gestión debido a que no ha habido comunicaciones para poder subsanar estos aspectos".
Con respecto a las supuestas irregularidades detectadas en relación con facturas presentadas por este sindicato en las validaciones del proyecto, UGT-A ha dejado claro que se trata de "discrepancias" a la hora de cargar los datos al programa informático 'Fondos 2007', utilizado por el Ministerio y que "utilizan a diario todos los beneficiarios de estas ayudas, por lo que no seremos los únicos beneficiarios sobre los que el Ministerio ha detectado discrepancias".
"El Ministerio ha facilitado en estos días una solución para evitar incidencias y realizar de forma correcta la introducción de datos en el programa informático, por lo que estamos realizando las gestiones informáticas y técnicas para ello", ha indicado UGT-A.
AYUDAS DE LA JUNTA
Por otro lado, Carmen Castilla ha anunciado que a última hora del pasado miércoles ha recibido el requerimiento de la Junta sobre el procedimiento de reintegro iniciado por la Junta para reclamar la devolución de dos subvenciones por importe de 1,8 millones de euros en los años 2009 y 2010 al no haber sido "adecuadamente justificadas".
En ese sentido, ha indicado a Europa Press que dispone de 15 días para presentar las alegaciones oportunas y la documentación que considere, y hasta entonces analizará ambos expedientes sobre cursos de formación, que deberán ahora evaluar los técnicos y ver en qué situación se encuentra, qué pide la Junta, para así "poder hacer el aporte de documentación que sea necesario".
En ese punto, insiste en que "si hay que devolver el dinero, se va a devolver, y si vemos que se ha hecho algo irregular y se confirma, no vamos a hacer caso omiso de los requerimientos y los atenderemos".
"DEJAR ACTUAR"
La secretaria general de UGT-A ha recordado que lleva seis días en este puesto y ha pedido a todos los agentes que "nos dejen actuar", puesto que reconoce su "sorpresa negativa" toda vez que "existe una norma no escrita por la que a las personas que entran nuevas le suelen dar 100 días de confianza, pero no me han dado ni horas, aunque no puedo pedir nada a los que no ven fundamental que haya diálogo".
En ese sentido, aunque reconoce que la nueva Ejecutiva "tendrá que gestionar la crisis en el sindicato, es lo que toca y no podremos dar la espalda a ello ni a lo que nos demandan administraciones y Justicia", asegura que se abre una "etapa nueva", donde "no podemos estar trabajando en UGT a golpe de titular sino que nuestra misión es la defensa a ultranza de los derechos de los trabajadores".
"Entramos en un momento nuevo y nos centraremos en la acción sindical y en estar con los trabajadores, y esa es la nueva etapa, no es una ruptura con el pasado", ha aseverado Castilla, quien reconoce que "habrá que demostrar las irregularidades y, si se han cometido, no volveremos a cometerlas".