Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT-A y el trabajador despedido por el presunto borrado de ficheros celebrarán el 24 de enero el acto de conciliación

El trabajador despedido de UGT-A acusado de haber borrado presuntamente 1.756 ficheros informáticos en los que aparecía la contabilidad del sindicato y secretario general de la sección sindical de UGT-Sevilla, Laureano Conde García, mantendrá el próximo 24 de enero un acto de conciliación con UGT-A en el Centro para la Mediación, Arbitraje y Conciliación (Cemac), en Sevilla.
Fuentes del caso han señalado a Europa Press que este acto es previo a la interposición de la demanda contra UGT-A por su despido en el caso de que no se alcanzara un acuerdo y en él pedirá la nulidad del despido por "la vulneración de derechos fundamentales".
La sección sindical de los trabajadores de UGT-A y UGT-Sevilla expresaron en su momento su "absoluto rechazo" por el despido "injustificado", pues "usan a los trabajadores como cabeza de turco para intentar tapar las presuntas irregularidades de UGT".
A Conde, secretario general de la sección sindical de UGT-Sevilla, el sindicato le imputó el borrado de 1.756 ficheros con el programa C-Cleaner. Un argumento que Conde califica de "imposible" porque "los ficheros supuestamente eliminados no pueden ser borrados".
En rueda de prensa el 10 de diciembre ya aseguró que cuando se cierra un año contable este queda bloqueado en un servidor, es decir, que "la contabilidad no queda registrada en ningún ordenador personal de trabajadores" y, por tanto, "no se puede modificar y sólo se puede abrir pidiendo un permiso a la empresa de mantenimiento".
Respecto al programa informático supuestamente utilizado para borrar estos archivos, a juicio de la dirección del sindicato "sofisticado", Conde ha afirmado que este programa se encuentra "en multitud de puestos" en el sindicato y se utiliza para borrar archivos temporales de Internet en cada ordenador.