Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT y CC.OO. se movilizarán en noviembre si el Gobierno no aprueba la ayuda para parados sin ingresos

Casi 500.000 desempleados de larga duración se beneficiarían de esta ayuda
Los responsables de Acción Sindical de UGT y Comisiones Obreras (CC.OO.), Toni Ferrer y Ramón Górriz respectivamente, han reiterado que convocarán movilizaciones en noviembre si antes de fin de mes el Gobierno no aprueba el plan especial para parados de larga duración que no reciben ninguna prestación y que se encuentran en situación de "especial necesidad".
Según ha explicado Ferrer, esta ayuda, que los agentes sociales y económicos pactaron con el Ejecutivo el pasado 29 de julio, podría beneficiar a casi 500.000 desempleados, que son cabezas de familia en hogares con todos sus miembros en paro.
Ambos líderes sindicales han realizado esta advertencia en Valladolid, donde han participado en una jornada organizada por sus organizaciones en Castilla y León sobre 'Salarios dignos y empleo con derechos' con motivo del Día Internacional del Trabajo Decente, que se celebra este martes.
Al hilo de esto, Toni Ferrer ha criticado que en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 "no figura" esta ayuda, que tendría un coste de 2.500 millones de euros, por lo que ha reclamado al Gobierno que "cumpla los compromisos" alcanzados.
En este sentido, el secretario de Acción Sindical de UGT ha admitido que el desarrollo del plan va "con retraso" respecto a lo que desearían, pero ha hecho una "lectura positiva" de la "voluntad de cumplir" del Ejecutivo central, si bien le "preocupa" el "soporte financiero" que vaya a tener dicha ayuda.
SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL
Por su parte, Ramón Górriz ha extendido sus reivindicaciones a una actualización del Salario Mínimo Interprofesional, ya que "hay trabajadores que se encuentran por debajo de él". Por lo tanto, ha reclamado una recuperación del poder adquisitivo de los salarios basado en la inflación y el aumento de la productividad que ha experimentado el país. "Hay otra manera de hacer las cosas", ha aseverado.
Así, ha lamentado que la bajada del paro no se deba a la creación de nuevo empleo, sino a un "reparto del trabajo" en contratos "impuestos" a tiempo parcial que, en cualquier caso, se ha producido "en la hostelería, el turismo y los servicios", ligado además a la estacionalidad, pero "no en la industria ni en sectores de alto valor añadido", al tiempo que ha alertado de que el Gobierno pretende "salir de la crisis con la cronificación de los parados de larga duración".
Ante esto, Górriz ha rechazado el "optimismo infundado" de los "voceros" del Ejecutivo y ha coincidido con su homólogo de UGT en que España "está lejos de tener un trabajo decente".