Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT y CC.OO. recuerdan que hay sentencias que protegen el derecho a la privacidad de los trabajadores

CC.OO. y UGT han recordado este jueves que existen sentencias de tribunales españoles, incluido el Constitucional, que protegen el derecho a la privacidad de los trabajadores y que, por tanto, contradicen el criterio del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre el control que los empresarios pueden ejercer sobre las comunicaciones de sus empleados.
Según informa el diario 'El Mundo', el Tribunal de Estrasburgo ha fallado en contra del ingeniero rumano Bogdan Mihai Barbulescu, que fue despedido por utilizar un servicio de mensajería instantánea para hablar con familiares en contra de la política de su empresa. El Tribunal considera así que las empresas tienen derecho a controlar las comunicaciones que realicen sus empleados a través de Internet durante su jornada laboral y que pueden alegar incluso un mal uso de las mismas en caso de despido.
Preguntado sobre este asunto, el secretario confederal de Acción Sindical de CC.OO., Ramón Gorri, ha subrayado que "todavía no hay seguridad jurídica" a este respecto porque el fallo de Estrasburgo es "una posición" pero existen "otras sentencias que dicen lo contrario".
PRIMA LA DOCTRINA ESPAÑOLA
En la misma línea, su homólogo en UGT, Toni Ferrer, ha recordado que hay pronunciamientos de los tribunales españoles, incluido el Constitucional, en los que se prima el deber de "respetar la intimidad y la privacidad de los trabajadores", en contra del criterio de Estrasburgo.
"Habrá que ver qué consecuencias tiene desde el punto de vista práctico (el fallo del Tribunal de Derechos Humanos) en nuestro ordenamiento, pero creo que prima la doctrina española, que es que hay que respetar la privacidad y la intimidad de los trabajadores", ha zanjado.