Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT dice que la OCDE ratifica la "debilidad" de la economía española y ve "poco adecuadas" sus medidas

UGT considera que el informe semestral de Perspectivas Económicas de la OCDE plantea un diagnóstico "bastante acertado" de la economía española, al ratificar su "debilidad", aunque ve muchas de las propuestas para intentar atajar los problemas "poco adecuadas" e incluso "contraproducentes".
En una nota, UGT señala que el organismo pone de manifiesto la "fragilidad" del crecimiento económico en España y demanda un impulso fiscal "justo, equilibrado y generador de ingresos", que a su juicio resulta "incompatible con las implementadas por el PP en 2015 y sus propuestas para la nueva legislatura".
Para UGT, es "imprescindible" un cambio en la estrategia política, económica y social, con el fin de crear empleos "de calidad y con derechos, salir cuanto antes de la crisis y construir una senda de crecimiento más equilibrada y sostenible para las familias".
El informe de la OCDE eleva una décima su previsión de aumento del PIB para este año, hasta el 2,8%, si bien reduce al 2,3% la de 2007, lo que para UGT evidencia la "posible pérdida de vigor de la actividad económica", debido al "posible debilitamiento o agotamiento de los factores externos que la empujan con fuerza desde 2014", como son la caída del precio del petróleo, el abaratamiento del euro frente al dólar, la expansión monetaria del BCE y el empuje de algunas economías emergentes.
"El PIB de España crece, pero este crecimiento, como en etapas pasadas, vuelve a tener los pies de barro", opina UGT, que subraya que se necesita "otra política económica, tanto en España como en Europa".
COINCIDE EN EL IMPULSO FISCAL Y DISCREPA SOBE LA REFORMA LABORAL.
No obstante, UGT coincide con la OCDE en que es preciso un impulso fiscal que acompañe a la relajación de la política monetaria, y dar paso a "más gasto, bien dirigido a proyectos generadores de riqueza y de más y de mejor empleo".
A nivel europeo, ve necesario otro plan, al margen del Plan Juncker, al nivel del propuesto por la Confederación Europea de Sindicatos (CES), que suponga una inversión directa mucho más elevada que la programada hasta ahora.
Asimismo, pide una reforma fiscal para obtener más ingresos, al ser España uno de los países de la UE que menos recauda en impuestos y cotizaciones sociales con relación a su riqueza (32,5% del PIB frente a 39,6% de media en la UE y 40,5% de media en la zona euro).
En relación con el empleo, el sindicato apunta que el rasgo más destacable de la evolución del empleo es que "de no hacerse nada, continuará siendo mayoritariamente de mala calidad, precario y de bajos salarios".
Por ello, ve "incomprensible" que la OCDE diga que la mencionada reforma laboral iba "en la dirección correcta", si bien comparte también la preocupación que muestra con el hecho de que este período de incertidumbre política que atraviesa España desde las elecciones del 20 de diciembre pueda suponer un riesgo para la evolución de la economía española.
"Lo más grave para la economía y para la mayoría de la ciudadanía española, mucho peor aún que el proceso de incertidumbre actual, sería que del resultado de los comicios del próximo 26J surgiera un Gobierno que aplique políticas similares a las sufridas desde 2010 y, sobre todo, desde 2012", concluye.