Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT dice que en 2013 "se consagró" la precariedad del empleo y pide al Gobierno que no haga "propaganda"

Ferrer ha recordado que el paro cerró 2013 con una tasa que volvió a superar el 26% pese a haberse reducido el desempleo en el conjunto del año en 69.000 personas, hecho que se explica por la caída de la población activa. Ésta a su vez, ha señalado, ha descendido por el desánimo de muchas personas que han dejado de buscar empleo o porque hay trabajadores que han vuelto a sus países de origen.
El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha asegurado este jueves que los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre evidencian que en 2013 se siguió destruyendo empleo, con casi 200.000 ocupados menos, y "se consagró" su precariedad, al haberse reducido la contratación indefinida y aumentado la temporal.
Además de desaparecer 300.000 empleos indefinidos y aumentar los temporales, en 2013 se incrementó también la contratación a tiempo parcial, en detrimento de los puestos de trabajo a tiempo completo, lo que según Ferrer, favorece el subempleo.
"Más precariedad laboral y más parcialidad, un modelo de empleo que lo único que genera son situaciones de subempleo: personas que trabajan menos horas de las que quieren o personas que teniendo una cualificación superior trabajan en empleos de menor cualificación", ha subrayado.
Ferrer ha denunciado además que en 2013 aumentó el paro de larga duración y que existen cerca de 3,1 millones de personas sin trabajo que carecen de protección económica frente al paro.
En su opinión, el Gobierno debería "dejar de hacer propaganda" sobre la recuperación económica porque "una recuperación estadística no es compatible con una situación tan dramática del empleo".
En este sentido, ha instado al Ejecutivo a abandonar las políticas de ajuste y apostar por un modelo económico basado en la inversión, la industria, la innovación y la formación, en el que salarios y pensiones puedan recuperar poder adquisitivo.