Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT constituye su Comisión Ética para adecuar el sindicato a las nuevas exigencias de la sociedad

UGT ha constituido formalmente su Comisión Ética con la que busca la adecuación "progresiva y constante" del sindicato a las nuevas "realidades" y "exigencias" éticas de la sociedad.
Los miembros de la Comisión para el Seguimiento y Evaluación del Código Ético de UGT celebraron ayer, miércoles, su primera reunión de trabajo tras un breve encuentro de presentación con el secretario general del sindicato, Pepe Álvarez, y el secretario de Organización, Rafael Espartero.
Álvarez destacó la importancia de que la comisión sea independiente, e hizo constar la voluntad de la dirección del sindicato de "respetar y promover tanto la autonomía como el espíritu crítico que debe inspirar los trabajos de la comisión", así como la necesidad de dar a conocer su actividad tanto dentro de la organización como al conjunto de la sociedad.
Asimismo, recordó que UGT es la única organización sindical que se ha dotado de un código ético y de una comisión destinada tanto a monitorizar su cumplimiento como a promover con sus aportaciones el comportamiento y el debate ético entre los miembros y cuadros del sindicato, al tiempo que propuso a los miembros de la comisión la formulación de recomendaciones sobre cómo aplicar el código ético, así como una revisión del mismo.
Por su parte, Espartero destacó el papel fundamental de los trabajos de la comisión ética para la "adecuación progresiva y constante de UGT a las nuevas realidades y exigencias éticas" de la sociedad, coincidente con otras líneas de actuación que está adelantando el dindicato de cara a mejorar la transparencia de sus actuaciones, con especial incidencia en todo lo relativo a colaboraciones con las administraciones y la gestión de recursos.
La creación de la Comisión para el Seguimiento y Evaluación del Código Ético de UGT, aprobada por la organización en 2015, fue ratificada por el 42 Congreso Confederal de UGT celebrado en marzo de este año, que eligió a sus siete integrantes.
Estos son Ramón Sans Fonfría, catedrático de la Escuela Universitaria de la Universidad Politécnica de Cataluña; José Manuel Suárez González, ex dirigente de la Federación MCA-UGT; Manuel Villoria Mendieta, catedrático de Ciencias Políticas y de Administración de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid; Eva Garrido Pérez, catedrática de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social de la Universidad de Cádiz; Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la Unesco; María Fernanda Fernández López, catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Sevilla; y Yolanda Valdeolivas García, catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad Autónoma de Madrid.