Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT ve una caída del paro por motivos "estacionales", con empleos "más temporales y precarios que nunca"

Afirma que los empresarios están "obsesionados" con hacer solo contratos temporales
UGT considera que la caída del paro en 98.317 personas registrada en el mes de junio, hasta niveles de 2009, se debe a "razones estacionales" y refleja la creación de empleos "más temporales y precarios que nunca", dado que los empresarios están "obsesionados con hacer solo contratos temporales".
En una nota, el sindicato señala que el paro se ha vuelto a reducir en junio, "como sucede siempre en este mes", debido a "factores estacionales", esencialmente por las contrataciones relacionadas con el sector del turismo y las temporadas vacacionales.
A pesar de que da la "bienvenida" al aumento del empleo y la reducción del paro, UGT recuerda que la tasa española de paro sigue siendo la segunda más alta de toda la Unión Europea (18,7%), tras Grecia.
Además, advierte de que los datos de junio han vuelto a poner de relieve que las empresas españolas están "obsesionadas con hacer solo contratos temporales", ya que "a pesar de que llevamos tres años con crecimiento del PIB y que sus beneficios ya han superado los que tenían antes de la crisis, no están aumentando sus plantillas de manera estable".
"Abusan de la contratación temporal como no se hace en ningún país de Europa, la mayoría de las veces en clara situación de fraude, y también pasa con el tiempo parcial", denuncia UGT, que por este motivo no ve "exagerado" decir que no se está creando empleo, sino "subempleo" o "infraempleo".
PIDE UN PLAN DE CHOQUE POR EL EMPLEO
De igual forma, avisa de que las prestaciones por desempleo están "bajo mínimos", y apenas cubren a la mitad de quienes no tienen empleo. Así, valora que crece la actividad económica y los beneficios de las empresas, pero lamenta que "no mejoran las condiciones laborales y de vida de los trabajadores". "Se reduce el paro, pero no la pobreza y las desigualdades", subraya.
Por ello, ve necesario un cambio del modelo laboral con un Plan de Choque por el Empleo para crear empleo estable, por lo que aboga por derogar las últimas reformas laborales, y que la inspección de trabajo extreme la vigilancia sobre las condiciones de contratación y trabajo para evitar el fraude y la explotación laboral, y de manera muy especial sobre las jornadas laborales.
También considera que hay que reforzar el sistema de prestaciones por desempleo, incorporando simultáneamente una prestación de ingresos mínimos para garantizar un suelo de rentas de subsistencia, así como reformar el sistema de políticas activas de empleo, eliminando la mayoría de las subvenciones y bonificaciones a la contratación, "ineficaces y costosas", y construyendo un nuevo modelo que ponga el acento en la formación, la orientación y la intermediación laborales.