Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UGT desconvoca las movilizaciones en FNAC, incluido el paro general del Día del Libro

La sección sindical de UGT en FNAC, donde ostenta la mayoría de la representación sindical, ha desconvocado las distintas movilizaciones previstas ante el posible cambio de las condiciones laborales de su plantilla, incluido el paro general de mañana, 23 de abril, coincidiendo con el Día del Libro.
En este sentido, ha rechazado que vaya a boicotear las ventas de los establecimientos de FNAC el Día del Libro, al tiempo que ha denunciado que se le esté mezclando en iniciativas que no comparte, promovidas, según ha señalado, por sindicatos minoritarios.
En un comunicado, UGT ha explicado que inició un proceso de concentraciones y convocatorias de huelga hace unas semanas como consecuencia del proceso iniciado por la empresa al amparo del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores para modificar determinadas condiciones laborales.
Finalizado dicho proceso sin acuerdo y con el rechazo de UGT en la mesa negociadora, se iniciaron las consultas pertinentes a toda la plantilla y el resultado fue la desconvocatoria de las distintas movilizaciones previstas, incluida la huelga.
Asimismo, UGT ha aclarado que la compañía se engloba dentro de la patronal ANGED y que las condiciones laborales de sus trabajadores están reguladas a través del convenio colectivo sectorial de grandes almacenes que, si bien el sindicato considera "restrictivo" en derechos y condiciones, está dotado de toda la legalidad.
Las movilizaciones se han llevado a cabo después de que la empresa planeara modificar las condiciones laborales de su plantilla, integrada por unos 2.000 trabajadores en España, ante la previsión de pérdidas para este año, según han informado a Europa Press en fuentes conocederas de la situación de la firma.
En concreto, la proyección económica de la compañía para este año determina una caída media del 5,2% en ventas, un descenso del importe neto de la cifra de negocio del 5% y un retroceso del margen neto, lo que, junto con el incremento de gastos, arroja un resultado negativo.
Ello obliga "ineludiblemente", según señalaron recientemente las mismas fuentes, a la adopción de diversas medidas para garantizar la viabilidad del negocio, entre ellas financiar únicamente el 50% del seguro médico, frente al planteamiento inicial de eliminarlo, y reducir los bonos anuales de hasta el 40% para miembros de la plantilla, como los directores.
Desde la empresa han destacado que las medidas están planteadas desde la responsabilidad empresarial y que son "proporcionadas", ya que tienen por objeto garantizar la viabilidad de la compañía en su actual estructura.