Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPA exige al FEGA que pague a agricultores y ganaderos que no han recibido los importes de la PAC de 2015

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha enviado una carta al Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) para que la entidad se coordine con las comunidades autónomas e implementen un procedimiento extraordinario para pagar los importes de la PAC del 2015, o una parte importante de los mismos, a aquellos agricultores y ganaderos que todavía no los han cobrado, según ha informado la asociación en un comunicado.
"Este retraso de la Administración en los pagos pone en peligro a miles de agricultores y ganaderos, ya que en 2016 tributarán por una cantidad muy importante que, por si fuera poco, puede hacerles perder la condición de agricultor activo", ha indicado el secretario general de UPA Federal, Lorenzo Ramos.
La asociación agraria recuerda que la reclamación es de "carácter urgente" para los miles de agricultores y ganaderos que, tal y como ha constatado UPA, todavía no han recibido este dinero de la PAC o que sólo han percibido el adelanto.
"La situación del campo español hizo en su momento que se implementara el adelanto de las ayudas PAC a partir del 15 de octubre. Esta razón sigue siendo una realidad y por tanto va a haber muchos miles de agricultores que no van a poder contar con las ayudas para hacer frente a la realidad económica de sus explotaciones", ha recordado Ramos.
En su carta, el secretario general de UPA Federal ha mostrado su preocupación al máximo dirigente del FEGA, ya que "hasta finales de marzo, en el mejor de los casos, estos agricultores y ganaderos no cobrarán".
En concreto, supone que miles de explotaciones agrarias tendrán, previsiblemente, dos ingresos de la PAC en 2016 y ninguno en 2015, derivándose de ello un problema fiscal y de gestión para estos profesionales del campo.