Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPA exige al Gobierno una política láctea de Estado para salvar el sector de la leche

Denuncian que cerca del 20% de la leche está a precios incluso por debajo de los de intervención
La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha denunciado que después de un año de crisis en el sector lácteo con pérdidas económicas son millonarias y zonas y pueblos enteros arruinados, por lo que exige al Ministerio de Agricultura que intensifique los esfuerzos por coordinar la política láctea con las comunidades autónomas, según ha informado en un comunicado.
En concreto, la asociación agraria ha mostrado la necesidad de una política de Estado que esté coordinada con las regiones y en la que participen el sector y los consumidores.
La organización apunta a una política nacional y autonómica de identificación clara de la procedencia y el origen de la leche y los productos lácteos, incluyendo los quesos, porque afirman que "no hay duda de que los consumidores valoran los productos, pero en muchas ocasiones tienen serias dificultades para identificar su origen".
Además, UPA pide que se destine a intervención la leche que circula a bajos precios y que presiona a la baja las cotizaciones del resto. Desde la asociación explican que en estos momentos, el 20% está a precios incluso por debajo de los de intervención (22 euros/100 kilos).
"Necesitamos una gestión conjunta para que esa leche vaya a canales reales de intervención o se destine a ayuda humanitaria, y no acabe vendiéndose en el supermercado a un precio tirado y banalizando la leche líquida", han señalado.
La organización considera que es prioritario un control de las importaciones, ya que denuncia que, bajo la fórmula comercial del 'dumping' existen ofertas, en especial de queso industrial, leches concentradas e incluso líquida, que están entrando a precios muy inferiores a los que realmente se pagan en sus países de origen.
"El Ministerio de Agricultura debe coordinar con las regiones el control de esa leche y productos lácteos que entran en condiciones de dumping", dicen desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos.
Por último, UPA exige que el próximo lunes en el Consejo de Ministros de la UE se tomen medidas urgentes que ayuden a paliar la crisis láctea que dura ya "más de lo que los productores pueden soportar".