Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPA denuncia que el abaratamiento del petróleo y del gas no repercute en los agricultores y ganaderos

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha denunciado que el abaratamiento del petróleo y del gas no repercute en los agricultores y ganaderos y ha instado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a que lo investigue "con urgencia".
En concreto, la asociación agraria ha recordado que el precio del petróleo sigue su imparable tendencia a la baja, al igual que el precio del gas natural y de otros compuestos que son la base de fabricación de los fertilizantes. Sin embargo, el gasóleo agrícola ha bajado su precio mucho menos que el petróleo del que se deriva y, los fertilizantes se han encarecido.
UPA ha asegurado que no entiende el por qué de "este absurdo", y ha advertido de que "no es la primera vez que pasa esto". "Una vez más se cumple la premisa de los cohetes y las plumas. Es decir, cuando el barril sube, la consecuencia es que los precios suben rápidamente como un cohete. Pero, cuando el barril cae, los precios lo hacen lentamente como una pluma", han explicado.
En la organización agraria creen que es "una injusticia que ahoga al sector" e instan a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a que investigue esta cuestión "con urgencia".
UPA no entiende que los precios de los fertilizantes suban mientras que, sin embargo, el de sus materias primas baja. Concretamente se ha incrementado en un 2,7% el precio de los fertilizantes entre el año 2014 y el 2015, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente.
Por otro lado, el precio del barril de Brent está bajando sin descanso desde hace meses y aunque el del gasóleo también lo hecho, su descenso ha sido de menor magnitud que el del crudo.