Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD presenta 265 enmiendas centradas en reducir gasto superfluo y aumentar el gasto social y el I+D+i

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha registrado en el Congreso 265 enmiendas parciales al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015, centradas fundamentalmente en reducir el gasto superfluo y aumentar el gasto social y en I+D+i, así como combatir la pobreza infantil a través de un incremento en la prestación por hijo menor a cargo, entre otras cosas.
La formación magenta plantea sus propuestas de modificación de las cuentas de 2015 "sin renunciar a la estabilidad presupuestaria ni al control del déficit público" y, de hecho, asegura que su alternativa "mantiene las cuentas del Estado dentro de los límites marcados por Bruselas".
Para ello, se propone recortar el gasto superfluo con el objetivo de contar con más ingresos para los temas realmente prioritarios, como son "lograr una mayor cohesión social e impulsar un crecimiento económico más dinámico y sostenible".
MENOS INVERSIÓN EN AVE.
En este sentido, parte de las enmiendas plantean cambios en las asignaciones de inversiones, de modo que las obras de alta velocidad pierdan más de mil millones de euros de dotación, que deberían destinarse a las políticas de conservación de activos estatales, principalmente las carreteras, y al desarrollo del transporte ferroviario de mercancías.
Asimismo, la supresión de la dotación para las diputaciones provinciales liberaría, según los cálculos de UPyD, 3.800 millones, que se redistribuyen fundamentalmente en las partidas para el apoyo a la internacionalización empresarial y aumento de tamaño de las pymes, así como al autoempleo y el desarrollo del I+D+i.
Por otra parte, la formación que lidera Rosa Díez pone entre sus máximas prioridades erradicar la pobreza infantil, para lo cual propone recuperar 40 millones de la partida de la cobertura informativa del Ministerio de Presidencia, así como parte de la consignación para personal eventual del mismo departamento y un 35,6% de las transferencias a las diputaciones provinciales.
Con todos estos fondos, que UPyD cifra en 3.205,58 millones de euros, se podría modificar la actual prestación por hijo o menor a cargo de la Seguridad Social de modo que se amplíe la cuantía hasta 1.200 euros anuales y beneficie a todas las familias con niños dependientes de entre 0 y 17 años. El límite de ingresos se elevaría hasta los 17.065 euros, y llegaría a los 25.684 euros en el caso de familias numerosas. "En ejercicios próximos el objetivo debe ser universalizar esta política", añade.
AYUDAS ASISTENCIALES.
En cuanto a los parados de larga duración, UPyD propone dotar con 816 millones de euros la renta activa de inserción (RAI) a costa de las partidas de bonificaciones a la contratación, de modo que el monto total ascienda a 2.224 millones de euros, lo que permitiría casi duplicar el número de beneficiarios y elevar la tasa de cobertura hasta el 67-69%.
También beneficiaría a la sociedad, y por ende a la recuperación económica, el incremento del 1% de las pensiones (en lugar del 0,25% previsto) y de los sueldos de los funcionarios (que el Gobierno pretende mantener congelados), para los que la formación también recomienda crear una tercera paga extraordinaria que les compense por la eliminación de la de 2012.
Por otra parte, se propone que los "sectores estratégicos" de la Administración cuenten con una tasa de reposición del 100% y que se amplíen las plantillas de jueces, fiscales, inspectores fiscales e inspectores de trabajo con una asignación adicional de 10 millones de euros. Para aumentar el número de policías y agentes de la Guardia Civil se plantea aportar 17,6 millones de euros.
OTRAS ENMIENDAS.
En las enmiendas de la formación magenta también se reclama aumentar en unos 23 millones de euros varias partidas sociales como la cobertura de libros de texto a través de los bancos de libros, las becas-comedor o las becas generales. Además, se propone destinar 10 millones más a becas universitarias y 15 millones a las becas Erasmus.
En paralelo, habría que reducir el tipo impositivo del IVA cultural al 10% y dar a este sector un tratamiento adecuado en función de su carácter estratégico. En el ámbito de la Sanidad, se plantea la necesidad de aumentar las partidas de infraestructuras, investigación de enfermedades raras, lucha contra el ébola y atención a la dependencia, a la que se asignan 1.000 millones de euros adicionales.
En materia de acción exterior se recomienda recuperar las ayudas al desarrollo y duplicar la asignación a la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID), así como aportar 10 millones de euros a la lucha contra el ébola en el África Occidental.
El Ejército tendría que contar con unas dotaciones "apropiadas" que no necesiten ser revisadas a través de créditos extraordinarios a mitad del ejercicio, centradas fundamentalmente en "un mayor esfuerzo inversor y tecnología". Por su parte, se propone destinar 6,38 millones a la mejora de las comisarías de Policía Nacional, 6,7 millones a los cuarteles de la Guardia Civil y 10,87 millones a la mejora de la seguridad de los centros penitenciarios.
En materia de regeneración y transparencia, UPyD pide rebajar en 87,73 millones de euros los gastos electorales, dejando esta partida en 100 millones; dedicar al menos un tercio de lo recaudado por las tasas judiciales (unos 105 millones) a pagar la asistencia jurídica gratuita a los abogados de oficio, eliminar traductores del Senado, suspender el sueldo a los expresidentes que trabajen en el sector privado, exigir a las Cortes y a la Casa Real que ajusten su presupuesto a la situación, y obligar a publicar en Internet los informes de ejecución presupuestaria de todo el sector público.