Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPyD se congratula del dato aunque cree que hay que esperar al otoño para ver si marca una tendencia

La diputada de UPyD en el Congreso Irene Lozano se congratula del dato de paro registrado el pasado mes de agosto, hecho público este martes, aunque matiza que en gran medida puede deberse a factores estacionales y cree que hay que esperar al otoño para saber si se está apuntando una tendencia o es una situación puntual.
En declaraciones a los medios antes de la Junta de Portavoces del Congreso, Lozano ha manifestado que la disminución del desempleo, "aunque haya sido leve de 31 personas", es "sin duda una buena noticia, aunque sea para muy poca gente". "Venimos de dos años destruyendo empleo y da la impresión de que esa destrucción ha tocado fondo", ha dicho.
Sin embargo, la caída en 31 personas en las listas del Inem "no es para que el Gobierno lance las campanas al vuelo" porque "de momento parece simplemente que se ha detenido la destrucción de puestos de trabajo, en gran medida por factores estacionales".
"La experiencia demuestra que donde realmente se ve la evolución del empleo es en otoño, así que hay que esperar al otoño para ver si realmente hay un cambio más duradero y que pueda tener relevancia estructural", ha añadido.
FALTA DE RESPETO A LAS INSTITUCIONES
Lozano también ha hecho referencia a que el primer avance de que el paro de agosto sería el mejor desde el año 2000 lo hiciera la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en la rueda de prensa posterior al Comité Ejecutivo del partido, ante el que el propio presidente, Mariano Rajoy, había expuesto esta noticia.
"Queremos calificar como directamente indecente el que fuera la secretaria general de un partido la que anunciara ayer veladamente esos datos. Es una falta de respeto absoluto a las instituciones, a los tiempos de la Democracia, y nos parece que refleja la escasa consideración que tiene ya no sólo a otras instituciones como ésta, que lo ha demostrado en muchas ocasiones, sino a los propios ministros que forman parte del Gobierno y que son los que deben anunciar este tipo de datos", ha recriminado.