Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

USO advierte del "falso optimismo" sobre el paro y dice que el empleo creado es precario

La Unión Sindical Obrera (USO) ha advertido de un "falso optimismo" en el análisis de los datos de desempleo publicados este viernes, a pesar de la caída del número de parados, y ha atribuido este descenso a la campaña navideña.
En un comunicado, el sindicato indica que continúa la tendencia de los últimos meses, haciéndose "ya crónico un mercado laboral precario". Así, destaca que de los contratos registrados en diciembre, tan sólo son de carácter indefinido el 6,49% del total, de los cuales únicamente el 57% lo son a tiempo completo.
En cuanto a los contratos temporales a tiempo completo, indica que el 29,89% son de 'obra o servicio determinado' y el 27,12% son 'eventuales por circunstancia de la producción'. Los contratos temporales con jornada a tiempo parcial representan el 29,24%.
A la vista de estos datos, USO afirma que no se puede hablar en ningún caso de creación de empleo neto durante el año 2013. Además, recuerda que, en tasa interanual, el número de afiliados a la Seguridad Social ha caído en 85.041.
"El descenso de las cifras de paro que algunos engrandecen no se deben por tanto a creación de empleo real, sino a la bajada de inscritos en las oficinas de empleo que no renuevan su demanda de trabajo, ya que no están obligados a hacerlo si ya no cobran prestación alguna", subraya el sindicato.
Por último, denuncia que las medidas de ajuste, la falta de crédito de pymes y autónomos, el abaratamiento y facilitación del despido y la bonificación de contratos precarios no son las salidas a las "insoportables tasas de desempleo". Para USO, es necesario un "cambio radical" en las políticas de recorte y austeridad a nivel nacional y europeo, en consonancia con lo defendido por la Confederación Europea de Sindicatos (CES).