Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

USO pide aclarar si hubo financiación irregular de partidos y sindicatos con las tarjetas 'B' de Caja Madrid

La Unión Sindical Obrera (USO) ha reclamado este viernes una "investigación judicial en profundidad" para determinar si algunos de los gastos que se realizaron con las tarjetas 'B' de Caja Madrid han podido contribuir a financiar ilegalmente partidos políticos y sindicatos.
El sindicato ha mostrado su "más enérgico rechazo e indignación" ante el uso personal e ilícito de estos plásticos por parte de gestores políticos, sindicalistas y miembros de organizaciones empresariales de los fondos de la antigua caja durante el período 2003-2011.
USO, que se ha desligado de la utilización de estas tarjetas, ha destacado que estas actuaciones "no hacen otra cosa que contribuir a dañar aún más al movimiento sindical en España" y a "aumentar el descrédito y la pérdida de credibilidad de la ciudadanía hacia la instituciones democráticas, como son los partidos y los sindicatos".
El secretario de Comunicación y Formación de USO, Joaquín Pérez, ha indicado que el caso de las tarjetas 'fantasma' de Caja Madrid vuelve a poner el énfasis en la necesidad de que las organizaciones representen los intereses propios de los ciudadanos, "dejando de lado los intereses personales o particulares".
También ha insistido en la necesidad de que todas las organizaciones se sometan a la Ley de Transparencia, gestionando los recursos públicos bajo criterios de austeridad y eficiencia, "porque solo con instituciones transparentes y ejemplares, la credibilidad volverá y se recuperará la salud democrática".
Finalmente, USO ha solicitado que recaiga sobre los responsables todo el peso de la ley, para que casos como éste "no sigan empañando el sindicalismo en España ni lo llenen de delincuentes".