Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Último día de huelga en el Metro de Madrid antes de la pequeña tregua del fin de semana

Los trabajadores mantienen los paros este viernes garantizando los servicios mínimos. Foto: EFE.telecinco.es
El Metro de Madrid ha abierto sus puertas con normalidad y con la garantía del cumplimiento de los servicios mínimos.
Además, un portavoz de suburbano ha indicado que desde la hora de apertura del servicio, la afluencia de viajeros ha sido un 16% superior a la que hubo el jueves.
Por su parte, según ha informado Antonio Asensio, portavoz del comité de huelga, la empresa ha convocado a representantes de los cinco sindicatos de Metro a la segunda reunión que celebran las partes desde que comenzaron los paros.
El jueves se celebró la primera que finalizó sin que se alcanzara ningún acuerdo satisfactorio para ambas partes.
El sindicato Solidaridad Obrera es el único que mantiene activa la convocatoria de huelga indefinida en el suburbano madrileño y aún no ha comunicado a la empresa el acuerdo que adoptó la última asamblea de trabajadores de suspender la huelga el próximo fin de semana, según Metro de Madrid.
Por tanto, la empresa ha decidido mantener activados los servicios mínimos durante el sábado y el domingo, al no tener constancia oficial de que no habrá huelga en esas dos jornadas.
Los paros en el suburbano del jueves se desarrollaron con cierto desahogo respecto a las dos jornadas precedentes, dado que martes y miércoles los trabajadores no habían secundado los servicios mínimos, generando así una situación complicada en la movilidad de los ciudadanos.
Ayer, los dos millones de usuarios diarios de Metro pudieron optar por coger los convoyes, aunque el hecho de que en el primero de julio muchos hubieran empezado las vacaciones, alivió también las necesidades de transporte urbano. EPF