Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El comité de Unilever pide al grupo que venda la fábrica de Aranjuez para mantener el empleo

El comité europeo de Unilever manifestará este lunes su rechazo al cierre de la fábrica de detergentes y suavizantes de Aranjuez (Madrid), con 166 trabajadores, y propondrá a la multinacional que valore otras alternativas, como negociar la venta de la planta con posibles interesados a fin de mantener el empleo.
Las consultas sobre esta decisión a nivel europeo, paralelas a las que se desarrollan a escala nacional, se iniciarán este lunes en Rotterdam, en una reunión en la que los representantes de los trabajadores temen el anuncio de "algún otro cierre" en otros países.
"Vamos a pedir que la fábrica no cierre y, en todo caso, lograr un compromiso para buscar una salida de venta que permita conservar los puestos de trabajo", dijo a Europa Press la vicepresidenta del comité europeo de Unilever, Maribel Navarro-Manzano.
Navarro-Manzano avanzó además que el comité reclamará a la dirección de la empresa que aporte datos que justifiquen su decisión, que la plantilla no esperaba después de la "importante" inversión realizada en este centro de trabajo en los últimos cuatro años.
La multinacional de productos de consumo, fabricante entre otras marcas de 'Mimosín' y 'Skip', anunció esta medida el pasado 22 de marzo como consecuencia del estancamiento de las ventas en Europa, del decrecimiento del mercado español y de la falta de perspectivas de crecimiento.
Desde Unilever han garantizado que la decisión de cerrar la planta de Aranjuez no tiene ninguna repercusión sobre la factoría de Leioa, en Vizcaya, especializada en la fabricación de productos de alimentación, como salsas y margarinas, ni sobre las oficinas centrales de Barcelona.