Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Unión de Contribuyentes dice que limitar a 1.000 euros el pago en efectivo perjudicará a los "más débiles"

La Unión de Contribuyentes (UC) ha advertido este miércoles de que el límite a 1.000 euros de los pagos en efectivo que el Gobierno prevé aprobar en un decreto-ley perjudicará a los contribuyentes "más débiles", como las familias con bajos ingresos, autónomos y micropymes.
La organización recuerda que fue el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien ya introdujo la primera limitación hace unos años, y ahora la "nueva vuelta de tuerca a los pagos en efectivo agrede especialmente a los contribuyentes más débiles".
Entre los pagadores, las personas y familias más afectadas serán las de bajos ingresos; y entre los prestadores de servicios, la medida perjudicará en especial a autónomos y micropymes, según la UC.
El presidente de la UC, Juan Pina, ha señalado que "el Gobierno parece tan desesperado por recaudar que no tiene contemplaciones a la hora de hundir a miles de pequeños prestadores de servicios, al encarecerlos para infinidad de consumidores".
"A Rajoy y Montoro sólo les falta emular las medidas portuguesas, sorteando coches entre los contribuyentes que delaten a otros por pagar sin IVA", ha indicado, denunciando que "como tantas otras medidas de Montoro, este nuevo recorte a nuestras libertades nos encamina hacia una fiscalidad incompatible con las normas de un país democrático, y más propia de un régimen autoritario".