Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Urkullu dice que no va a "recortar" en Sanidad, Educación y Políticas Sociales "ni antes ni después de las elecciones"

El consejero de Hacienda apela a la "prudencia" para ver cómo evoluciona la recaudación pero reconoce que la situación es "difícil"
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha asegurado este viernes que el Gobierno vasco no va a hacer "recortes" en los "pilares del modelo vasco de protección social -- Sanidad, Educación y lucha contra la exclusión--, "ni antes ni después de las elecciones". "Vamos a mantener la calidad en los servicios públicos esenciales para la ciudadanía", ha insistido.
Urkullu ha realizado estas declaraciones en el pleno de control al Gobierno que se está celebrando en el Parlamento vasco, en respuesta a una pregunta formulada por el parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, sobre el "desplome" de la recaudación fiscal en Euskadi, por lo que ha pedido a Urkullu que dé a conocer antes del 26 de junio qué va a hacer el Ejecutivo ante esta situación y dónde va a "recortar" el ejecutivo autonómico.
El lehendakari ha recordado que Álava (-4,1%) y Bizkaia (-2,8%) han registrado datos "negativos" de recaudación al cierre del mes de abril mientras que los de Gipuzkoa (8,2%) han sido "positivos". "La posición del Gobierno es de prudencia", ha indicado.
En este sentido, ha reiterado que van a mantener el "rigor" en la gestión de los recursos públicos y ha destacado que los datos del déficit en el Estado durante el primer cuatrimestre "confirman que Euskadi mantiene el rigor en la gestión presupuestaria". Asimismo, ha puesto en valor el "esfuerzo" que realiza el Gobierno vasco para "consolidar la previsión de flexibilización de los márgenes del déficit antes de que finalice el año".
Urkullu ha asegurado que "no es cierto" que el Gobierno vasco pretenda "no adelantar ninguna decisión y esperar a las elecciones" del 26 de junio. "La decisión del Gobierno está tomada: rigor y prudencia", ha insistido.
Al respecto, ha recordado que el IRPF se liquida en junio y el impuesto de sociedades a finales de julio, por lo que ha descartado que esto esté relacionado con un "cálculo electoral".
"MANTENER LA CALIDAD"
"La decisión adoptada por el Gobierno es firme: no vamos a recortar los pilares del modelo vasco de protección social - sanidad, educación y lucha contra la exclusión---. Vamos a mantener la calidad en los servicios públicos esenciales para la ciudadanía", ha insistido.
El lehendakari ha reiterado que no van a hacer "recortes" en los pilares del modelo vascos de protección social "ni antes ni después de las elecciones" y ha defendido que el "ejemplo" de esta decisión se encuentra en los presupuestos que ha tenido su gobierno en la actual legislatura.
"La decisión es por tanto, reforzar el impulso de la economía para la creación empleo porque esta es la política social más efectiva", ha indicado antes de subrayar que su Ejecutivo va a "seguir garantizando la estabilidad y sostenibilidad, la política económica y los servicios públicos a la ciudadanía".
Por último, ha afirmado que en la actualidad, la situación económica es "de mayor confianza en la inversión, el consumo, crecimiento y en el empleo", lo que "ayudará a reactivación de la economía".
EL CONSEJERO
El consejero de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, ha respondido a otra pregunta referida a la caída de la recaudación, en este caso formulada por el parlamentario del PSE-EE Txarli Prieto.
Prieto ha advertido de que el descenso de los ingresos de las haciendas vascas "afecta de lleno" a los compromisos presupuestarios del Gobierno autonómico, por lo que ha emplazado a los dirigentes de las principales instituciones vascas a abandonar la "resignación" y la "pereza", para adoptar medidas que reviertan esta situación.
El consejero ha recordado que en años anteriores, también se produjo una caída de la recaudación en los primeros meses del año, pero que los ingresos se recuperaron en los meses posteriores.
De todas formas, ha reconocido que la situación es "difícil" y genera cierta "preocupación", por lo que ha apelado a la "prudencia" para ver cómo evoluciona la recaudación en la segunda mitad del año.
Gatzagaetxebarria también se ha referido a la "terrible situación" que ha experimentado la evolución de los ingresos fiscales en el conjunto del Estado español, en el que ha destacado que se ha "hundido" la recaudación.