Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Verizon lanza la mayor emisión de deuda de la historia con la colocación de 37.000 millones en bonos

La operadora estadounidense Verizon Communications lanzará una emisión de deuda por importe de 49.000 millones de dólares (unos 37.100 millones de euros al cambio actual) para financiar la compra de la partipación del 45% que mantiene la británica Vodafone en su filial de móviles, en lo que se convertirá en la mayor colocación de bonos jamás realizada por una empresa en toda la historia.
Verizon selló la semana pasada un acuerdo para adquirir por 130.000 millones de dólares en efectivo y acciones (98.485 millones de euros) la partipación del 45% controlada por Vodafone en su filial de móviles, Verizon Wireless, en lo que representa la tercera mayor compra de la historia.
Para financiar esta operación, la compañía estadounidense emitirá bonos por importe de 49.000 millones, lo que supone la mayor emisión de deuda de la historia, superando ampliamente el anterior récord de 17.000 millones de dólares (12.878 millones de euros) establecido el pasado mes de abril por Apple.
De hecho, el volumen de la emisión de deuda lanzada por Verizon equivale a más del doble del producto interior bruto de Chipre en 2012 y, según 'The Wall Street Journal', la demanda de la emisión podría rondar los 90.000 millones de dólares (68.180 millones de euros).
La transacción se compondría de varios tramos, incluyendo la emisión de un bono a diez años con un interés que sumará un diferencial del 2,25% a la rentabilidad de los bonos del Tesoro, así como un bono a 30 años con un diferencial de 2,65 puntos porcentuales sobre el interés de la deuda pública equivalente.
Asimismo, el importe del tramo a 30 años será el mayor de la operación, con unos 15.000 millones de dólares, seguido del vencimiento a diez años, que alcanzará los 11.000 millones de dólares, mientras el resto de vencimientos de la emisión incluye referencias que oscilan entre los 3 y los 20 años.
Fuentes de la operadora estadounidense indicaron a Europa Press que la compañía no realiza comentarios sobre la emisión "en cumplimiento de la normativa de la Comisión de Valores de EEUU, que prohíbe hacer declaraciones sobre este tipo de transacciones hasta que se cierran".
El pasado 2 de septiembre, tras el cierre de la operación con Vodafone, Moody's y S&P recortaron la nota de solvencia de la deuda de Verizon hasta 'Baa1' y 'BBB+', respectivamente, advirtiendo del importante apalancamiento de la transacción.