Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vértice 360 desconvoca la junta para la "operación acordeón" y diseñará un nuevo plan de recapitalización

El consejo de administración de Vértice 360 ha decidido desconvocar la junta general ordinaria en la que se iba a aprobar una "operación acordeón" para sanear las cuentas del grupo con el objetivo de estudiar "distintas alternativas" para su recapitalización tras la aprobación del convenio acreedores la pasada semana con el respaldo de sólo el 65,13% del total.
La junta general ordinaria de Vértice 360º estaba prevista para el próximo 31 de julio en primera convocatoria y el 1 de agosto en segunda convocatoria y tenía como principal punto del día aprobar lo que se denomina una "operación acordeón", que consiste en una reducción y ampliación de capital simultáneas para compensar las pérdidas registradas en los últimos ejercicios y seguir operando.
En concreto, proponía reducir el capital social en casi 23,29 millones de euros, por lo que pasaría de 23,63 millones de euros a 337.535 euros, para, a continuación llevar a cabo un aumento de capital social por importe de 3,37 millones euros.
Este proceso estaba encaminado a mantener los fondos propios en positivo, cumplir el plan de negocio y garantizar la viabilidad y el futuro de la sociedad tras la eventual aprobación del convenio con los acreedores de la sociedad, que tuvo lugar el pasado jueves con un quórum del 65,13%, superior al exigido por la Ley Concursal.
A este respecto, Vértice 360º explica que cuando faltaban escasas fechas para la celebración de la junta de acreedores en el Juzgado, algunos de los acreedores reconsideraron su decisión de adherirse a la propuesta de convenio a pesar de haber manifestado verbalmente al consejo de administración su adhesión.
Este hecho obligó a Squirrel, presidente del consejo de administración, a modificar su estrategia de actuación de cara a culminar el buen fin del convenio y a negociar con la Agencia Tributaria su adhesión al convenio en la deuda subordinada.
La Agencia Tributaria accedió a cambio de que Squirrel pagara la deuda privilegiada general y especial de Vértice reconocida a su favor, que tiene un valor de 1,842 millones de euros y que estaba fuera del convenio por su propia naturaleza. El 14 de julio de 2017, Squirrel pagó por cuenta de Vértice esa deuda, salvando, con ello, la aprobación del convenio por los acreedores.
RESIDEÑAR LA RECAPITALIZACIÓN
Tras ese pago por parte de Squirrel, el consejo de administración, con la abstención de Squirrel y de Julián Martínez Samaniego, consejeros dominicales nombrados en representación de aquella, ha entendido oportuno rediseñar la recapitalización contenida en la convocatoria de la junta que acaba de dejar sin efecto.
El consejo de administración se encuentra actualmente estudiando las distintas alternativas para efectuar esa nueva recapitalización, la cual tendrá en cuenta el pago que ha hecho Squirrel por cuenta de Vértice y que ha permitido la aprobación del convenio de acreedores.
"Tan pronto como el consejo de administración tenga definida la nuevaestructura de recapitalización, convocará de nuevo la junta general ordinaria de accionistas para que esta resuelva sobre su aprobación, en su caso. El consejo de administración propondrá a esa nueva junta general el resto de propuestas de acuerdo contenidas en la convocatoria ahora desconvocada", detalla.
Asimismo, el consejo de administración asegura que está "plenamente comprometido" con cumplir los compromisos adquiridos por la sociedad en el convenio de acreedores, por lo que la recapitalización se hará en el plazo allí establecido.