Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vicepresidenta Comisión Europea de Agricultura pide que ayudas duren el tiempo que se mantenga el veto ruso

El problema es político y no lo ha generado el sector, por lo que "las ayudas no pueden salir del presupuestos destinados a los productores"
La vicepresidenta de la Comisión Europea de Agricultura, Clara Aguilera, ha asegurado este martes en Murcia que las ayudas que la Unión Europea destinará para paliar los efectos del veto ruso en los productores agroalimentarios, tiene que extenderse todo lo que dure la decisión del Gobierno de Rusia y no acabar el 30 de noviembre como está previsto.
En una rueda de prensa celebrada en la sede del Partido Socialista de la Región de Murcia (PSRM), después de una reunión con las organizaciones agrarias COAG, UPA, Asaja, Fecoam, Fecamur; Proexport; Apoexpa; y Alimpo, Aguilar ha asegurado que, si el Reglamento, que se tiene que aprobar sobre la retirada de productos, no incluye el melón, sandía y cítricos, luchará para que "esas frutas se incluyan dado la importancia que tienen en el sector".
La vicepresidenta de la Comisión ha afirmado que el problema es político y no lo ha generado el sector, por lo que "las ayudas no pueden salir del presupuestos destinados a los productores, sino de otras partidas cuya línea se debería mantener abierta sobre estas producciones mientras no se levante el veto". Sobre ese asunto, ha aseverado que "no prevé que esto se vaya a solucionar a corto plazo".
Al respecto, ha añadido que se está perdiendo "una gran oportunidad para solucionar este problema. El dinero no solo procede de donde no debe, sino que es insuficiente, por lo que pelearé para que mejoren las condiciones, su procedencia y cuantía".
En cuanto a los período que marca la Unión Europea, Aguilar ha asegurado que en otros casos, como la de la bacteria E.Coli, la Comisión había tardado más en actuar, pero en este caso, los plazos se "llevan a cabo de manera fluida". Además, ha recordado que en octubre se eligen los nuevos comisionados y si "se aceleran los tiempos para hacer campaña, bienvenido sea".
Aguilera ha señalado que en la reunión que se celebró para tratar el asunto del Reglamento, le habría "gustado ver a la ministra de Agricultura y no a un técnico del Ministerio". Sobre el papel del eurodiputado y ex presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, ha comentado que "no está para vigilar si acude o no a las reuniones y a la comisión".
Por su parte, los agricultores han exigido que mejoren las ayudas que, como han insistido desde que se conocieron, son "escasas y no cubren las pérdidas que genera el veto". El presidente de Fecoam, Santiago Martínez, ha recordado que se trata de un problema político que no tiene que pagar el sector.
Martínez está de acuerdo con Aguilera en que las ayudas deben finalizar cuando el Gobierno ruso autorice de nuevo la entrada de frutas y hortalizas de la Unión Europea. "No vender ahora, supone que otros países comercializarán sus productos y cuando podamos volver a exportar, habrá que ganarse un mercado que nos ha costado mucho alcanzar".
Asimismo, el presidente de COAG, Miguel Padilla, ha señalado que han trasladado sus peticiones al Ministerio, y ha puntualizado que las ayudas son insuficientes. "Nos ha pillado en plena cosecha y no sabemos qué salida tendrá el producto".
De la misma manera se ha manifestado el representante de Proexport, quien considera que el melón y la sandía deben incluirse en ese Reglamento. Igualmente, el vicepresidente de Ailimpo, ha pedido que se establezca que los cítricos se deriven a empresas de zumo y beneficiencia.
El secretario general del PSRM, Rafael González Tovar, ha asegurado que Valcárcel ha dejado huérfanos a los agricultores murcianos y donde se tiene que pelear las ayudas para no arruinar a los productores agroalimentarios es en la Comisión de Agricultura de la Unión Europea.