Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Villar Mir ratifica su interés por Colonial y descarta ser socio de Brookfield en la inmobiliaria

El Grupo Villar Mir ha ratificado este lunes su interés por invertir en Colonial y convertirse en su primer accionista, después de que el pasado viernes el fondo canadiense Brookfield planteara una propuesta para reestructurar la inmobiliaria alternativa a la de la corporación empresarial.
El grupo controlado por Juan Miguel Villar Mir reafirma así "de forma rotunda" su interés por la inmobiliaria, según indicaron a Europa Press en fuentes de la compañía, que señalaron que la oferta de Brookfield "no cambia lo más mínimo" su estrategia en Colonial.
En esta misma línea, el grupo Villar Mir rechaza la posibilidad de alcanzar un acuerdo con el fondo de inversión canadiense que suponga que ambos se conviertan en accionistas de Colonial.
El grupo Villar Mir ratifica su apuesta por la inmobiliaria patrimonialista en vísperas de que esta empresa someta mañana martes, 21 de enero, a su junta extraordinaria de accionistas la ampliación de capital por la que el empresario inyectará en la empresa 300 millones de euros y reforzará su posición de primer accionista con una participación máxima del 29,9%.
Asimismo, se reafirma en su estrategia en Colonial después de que a última hora de la tarde del pasado viernes trascendiera que el fondo canadiense Brookfield ha planteado a la inmobiliaria un plan de futuro alternativo al compromiso de inversión de Villar Mir.
Brookfield propone a Colonial un plan de reestructuración que pasa, en un primera fase, por refinanciar la deuda hasta 2018 y, en posteriormente, por recapitalizar la compañía pagando este pasivo.
Para ello, plantea vender la participación de control que la empresa tiene en la francesa Société Foncière Lyonnaise (SFL), hipotecar inmuebles libres de cargas y realizar una inyección de capital a través de una ampliación de capital por la que el fondo se haría con una "significativa participación" en la inmobiliaria.
Brookfield remitió esta propuesta en calidad de "primer acreedor" de Colonial, dado que, según reveló, la pasada semana compró el 46% del crédito sindicado de 1.800 millones de la empresa, el grueso del pasivo total de 2.100 millones de euros que actualmente soporta, y que en su mayor parte vence este año.
JUNTA EXTRAORDINARIA.
Colonial prevé informar y notificar esta propuesta mañana a su junta que, no obstante, sólo podrá votar la ampliación de capital que permitirá la entrada de Villar Mir.
El empresario tendrá además derecho a votar en esta asamblea, dado que la pasada semana ya se convirtió en primer socio de la inmobiliaria con un 20,2% de su capital al comprar la participación del Royal Bank of Scotland (RBS).
De esta forma, los socios de Colonial deberán se pronunciarse entre la inversión de su actual primer accionista, o bien rechazar esta propuesta y optar por la reestructuración planteada por Brookfield.
Además de Villar Mir, el resto de accionistas de Colonial son Crédit Agricole, con una participación del 19,6%, el fondo Coral Partners, con un 14,7%, Goldman Sachs (4,9%), 'La Caixa' (5,7%) y Banco Popular (4,6%).