Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vítor Bento presidirá Novo Banco, el 'banco bueno' surgido tras el rescate del BES

Vítor Bento, economista portugués hasta ahora consejero delegado del Banco Espirito Santo (BES), ha sido nombrado presidente de la comisión ejecutiva de Novo Banco, el llamado 'banco bueno' tras la división del BES en dos entidades y en cuya recapitalización se emplearán 4.900 millones de euros, buena parte de los mismos procedentes del dinero correspondiente al rescate de Portugal.
El BES será dividido en un 'banco bueno' --Novo Banco-- y en un 'banco malo' --que mantendrá el nombre de BES-- para, a partir de ese momento, comenzar a devolver este dinero a través de futuras inversiones. Las acciones del BES dejarán de cotizar en bolsa, y los accionistas perderán lo invertido casi con toda probabilidad.
"Tengo el placer de haber sido nombrado para liderar Novo Banco. Para nuestros clientes y colaboradores, solo ha cambiado una cosa: su banco es ahora más fuerte y más seguro que antes", ha indicado Bento a través de un comunicado.
"Las incertidumbres que amenazaban a la institución en los últimos tiempos han quedado atrás. Novo Banco cuenta con las características que lo van a convertir en una de las principales instituciones financieras: un equipo de trabajo dedicado, su fuerte focalización en el cliente, y un extenso portafolio de servicios bancarios, que van a contribuir al progreso de la economía portuguesa", ha agregado.
Bento ha recalcado que la sucursal del banco en España "forma parte importante de Novo Banco". "Quiero agradecer a nuestros colaboradores, y nuestros fieles clientes nacionales e internacionales, que hayan sido tan pacientes en los últimos tiempos, mientras se definía la solución que garantiza una sólida base financiera para un crecimiento futuro", ha remachado.
El Banco de Portugal informó a última hora de este domingo de su intención de dividir Banco Espíritu Santo en dos entidades, un 'banco bueno', denominado Novo Banco, que agrupará los activos saneados del BES, y otro 'malo' que mantendría la denominación BES y que englobaría los activos tóxicos con vistas a su liquidación.
Este 'banco bueno' nace con una inyección de capital de 4.900 millones de euros procedente del Fondo de Resolución para lo que se hará uso del remanente del dinero del fondo de rescate europeo.
El BES informó la semana pasada de que entre enero y junio registró pérdidas netas por importe de 3.577 millones de euros como consecuencia del impacto negativo de "factores de naturaleza excepcional".
La mayoría de las pérdidas de este último semestre --3.488 millones de euros-- correspondieron al periodo que va de abril a junio y, sin extraordinarios, los números rojos durante la primera mitad de 2014 serían de 255,4 millones, según el BES.
Los datos referentes a España también siguen la misma línea, con pérdidas de 11,7 millones de euros. Sin embargo, la entidad habla de "recuperación" en comparación con el primer semestre de 2013, cuando estas pérdidas fueron de 14,3 millones.
Tras la publicación de las cuentas de la entidad, el propio Bento indicó la necesidad de adoptar "acciones decisivas" para el saneamiento de la entidad, incluyendo una ampliación de capital, así como la materialización de desinversiones de activos.