Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vodafone cree que la regulación de la CNMC logra un equilibrio entre competencia e incentivo a la inversión

Vodafone España ha valorado positivamente la regulación mayorista de los mercados de banda ancha fija aprobada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ya que considera que refleja un equilibrio "justo y razonable" entre garantizar una competencia efectiva e incentivar la inversión eficiente.
"Supone un equilibrio justo y razonable entre la necesidad de garantizar una competencia efectiva y sostenible en los mercados de redes de nueva generación y la existencia de un incentivo y de una retribución a la inversión eficiente, imprescindible para desplegar, gestionar y mantener esas redes", han señalado a Europa Press fuentes de la empresa.
La operada ha remarcado que un marco adecuado y estable como el que presenta esta regulación resulta "imprescindible" para asegurar el despliegue en España de redes de nueva generación, que tanto impacto tienen en la economía digital y en el desarrollo social de un país.
A su juicio, la resolución de la CNMC ha interpretado de forma "objetiva y justa" la realidad de los mercados, considerando tanto el "evidente poder significativo" de Telefónica como la existencia de diferentes grados de presión competitiva en las distintas zonas geográficas de España.
A este respecto, ha indicado que la ampliación de los municipios sin regulación a 66 se sitúa en un "punto intermedio" entre las obligaciones impuestas al operador dominante, para que haya competencia efectiva en las zonas en las que no hay infraestructuras alternativas, y el reconocimiento de que hay otras con redes de nueva generación en competencia, que tienen que estar básicamente desreguladas.
"Y ello, por más que se mantenga en todo caso el acceso a las infraestructuras de uso civil de Telefónica, que son elementos clave para que Vodafone pueda seguir desplegando su red de nueva generación", ha agregado.
DECISIONES PENDIENTES.
Por otro lado, Vodafone España ha recordado que la nueva regulación ha de completarse con decisiones sobre precios, funcionalidades y plazos de disposición del acceso desagregado virtual (NEBA local o VULA) a la red de fibra óptica de Telefónica.
En este campo, considera "esencial" que tales decisiones se adopten "a la mayor brevedad posible y que sean consistentes con el contenido de la regulación". "Si no fuera así sería una gran frustración, que afectaría a la calidad de los servicios, a su propia disponibilidad y, en términos generales, al nivel de competencia y al desarrollo de las redes de nueva generación en nuestro país", ha advertido.
"Confiamos firmemente en que la industria de las telecomunicaciones en España, de la que Vodafone es actor principal en términos de competencia, inversión e innovación, siga avanzando por la senda del crecimiento recién retomada y en que los ciudadanos puedan beneficiarse y disfrutar de más y mejores servicios en un mercado que cada vez más rico y complejo", concluyen las fuentes.