Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El grupo Volvo perdió 386 millones de euros en primer trimestre por la crisis

El director general de Volvo, Leif Johansson, durante una rueda de prensa en Estocolmo, Suecia. EFE/Archivotelecinco.es
El fabricante de vehículos pesados sueco Volvo tuvo una pérdida neta de 4.223 millones de coronas suecas (386 millones de euros) en el primer trimestre de 2009, frente al beneficio de 4.215 millones de coronas (385 millones de euros) de un año antes, debido al descenso de la demanda por la crisis económica.
La pérdida bruta ascendió a 5.843 millones de coronas suecas (534 millones de euros), frente a una ganancia de 6.141 millones de coronas suecas (561 millones de euros) hace un año, informó hoy la compañía.
El beneficio neto de explotación (EBIT) fue negativo y se situó en 4.528 millones de coronas suecas (414 millones de euros), cuando hace un año había presentado un resultado positivo de 6.487 millones de coronas suecas (593 millones de euros).
La facturación se redujo un 27 por ciento hasta 56.121 millones de coronas suecas (5.128 millones de euros).
Las entregas de nuevos vehículos se redujeron un 51 por ciento y los pedidos bajaron un 65 por ciento en comparación con el primer trimestre de 2008.
El director ejecutivo del grupo Volvo, Leif Johansson, destacó en un comunicado el clima económico "muy difícil" para la empresa en los mercados europeos, norteamericano y asiático, y calificó el resultado de "históricamente débil".
El "cash-flow" (flujo de caja) operativo en el primer parcial de 2009 fue negativo en una cantidad de 15.700 millones de coronas suecas (1.435 millones de euros).
El fabricante sueco se aseguró a principios de año préstamos por 30.000 millones de coronas suecas (2.741 millones de euros), lo que compensó el "cash-flow" negativo y permite afirmar que la situación financiera del grupo es todavía buena, según Johansson.
Johansson admitió que todavía pasarán "varios trimestres" antes de que funcione al cien por cien el plan de recorte de gastos anuales de 9.000 millones de coronas suecas (822 millones de euros) anunciado hace unos meses.
Debido al flojo inicio de año el grupo sueco ha reducido sus previsiones para todo 2009: así, prevé que las ventas en el mercado europeo se reduzcan "al menos" a la mitad, y entre un 30 y un 40 por ciento en América del Norte.