Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wall Street baja un 3,27% en una jornada negativa para los bancos y General Motors

El Dow Jones perdió 254,16 puntos y finalizó en 7.522,02 unidades. EFE/Archivotelecinco.es
La bolsa neoyorquina cerró hoy con un descenso del 3,27 por ciento en el Dow Jones de Industriales, en una jornada negativa para las financieras y General Motors (GM), a la que el Gobierno de EE.UU. dio un plazo final de 60 días para reorganizarse.
Ese índice bursátil, que incluye a algunas de las mayores empresas estadounidenses, perdió 254,16 puntos y finalizó en 7.522,02 unidades.
El mercado Nasdaq retrocedió el 2,81% (43,40 puntos), a 1.501,80 enteros, y el selectivo S&P 500 bajó un 3,48% (28,41 puntos),para terminar en 787,53 unidades.
El mercado neoyorquino mantuvo desde los inicios de la sesión una firme tendencia bajista, nada más conocerse el rechazo del Gobierno de EE.UU. a los planes de GM y de Chrysler para reorganizarse, lo que incrementó la inquietud en torno a su supervivencia si no pueden acceder a más fondos públicos.
Las acciones de GM se depreciaron el 25,41% (92 centavos), hasta 2,70 dólares, y fue la compañía que registró un descenso más agudo entre las 30 que incluye el Dow Jones de Industriales.
Su rival, Ford, que no ha necesitado ayuda federal para seguir operando, registró un descenso del 2,82 por ciento en el valor de sus títulos, que cerraron a 2,76 dólares.
Chrysler, que no cotiza en bolsa y tiene como principal accionista a la firma privada de inversión Cerberus, anunció que llegó a un acuerdo final con Fiat para formar una alianza, que contempla una participación del 35% de la compañía italiana a cambio de la transferencia de tecnología, modelos y capacidad de distribución a nivel mundial.
El presidente de EE.UU., Barack Obama, manifestó que la situación de Chrysler era "más difícil" que la de GM, al tiempo que anunció que esa firma tenía un plazo de 30 días para cerrar un compromiso con Fiat, con la que ya tenía un acuerdo provisional.
En el caso de GM, que dispone de un plazo de 60 días para diseñar un plan sólido de reorganización y poder acceder a mas fondos públicos, la Casa Blanca no descarta que tenga que declararse en bancarrota y efectuar la reestructuración bajo supervisión judicial.
Obama declaró durante la presentación del plan para ambas empresas que el Gobierno "no tiene interés o intención" de dirigir esa compañía y reiteró la disposición del Ejecutivo de apoyar la supervivencia de la industria del automóvil en el país.
El respaldo gubernamental a GM ha costado el puesto a su consejero delegado y presidente del consejo de administración, Rick Wagoner, que dirigía la compañía desde 2000.
Wagoner explicó, mediante un comunicado de prensa, que se reunió el viernes en Washington con funcionarios del Gobierno y que le pidieron que dimitiera como consejero delegado, a lo que accedió.
Fritz Hernderson, hasta ahora presidente y director ejecutivo de operaciones, asume el papel de consejero delegado y Kent Kresa presidirá el consejo de administración.
Las entidades financieras tampoco tuvieron un inicio de semana favorable y junto a GM y Alcoa, que bajó un 14,23%, fueron las que registraron caídas más notables en el Dow Jones de Industriales.
Las acciones de Bank of America perdieron un 17,8% de valor, las de American Express y Citigroup retrocedieron algo mas del 11% y los títulos de JPMorgan Chase se depreciaron el 9,3%.
El barril de crudo de Texas se depreció un 7,6% o casi cuatro dólares y cerró a 48,41 dólares en el mercado neoyorquino de materias primas.
Los bonos del Departamento del Tesoro a diez años bajaban de precio y su rentabilidad se situaba en el 2,71%.